Rocío Flores cuenta cómo está viviendo el importante paso que ha dado tras su lipoescultura

·3 min de lectura
Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Rocío Flores por fin puede respirar tranquila, literalmente, desde que se ha podido quitar la faja compresora de cuerpo entero de su operación de lipoescultura, a la que se sometió el pasado 28 de marzo. Sólo hace unos días que la joven mostraba abiertamente su faja en su regreso a 'El programa de Ana Rosa' con un vestido verde, de escote palabra de honor y abertura a la altura del abdomen, que dejaba al descubierto la prenda, que ha tenido que utilizar durante su post-operatorio, y que ahora, por fin, ha podido eliminar de su vida. Sin embargo no todo son tan buenas noticias, porque ahora debe llevar una faja tubular para enmarcar la cintura y las caderas y que el resultado de la intervención sea óptimo.

Según ha declarado este jueves Rocío en su programa de cabecera, su doctora está muy contenta con el avance de la operación, que apenas tiene ya dolores y que actualmente está usando una talla 38, pero ahora debe convivir con una nueva faja, más pequeña, que le sigue imposibilitando hacer cosas tan simples como sentarse en el AVE ("tengo que ir recostada", ha reconocido) o comer en una mesa y una silla: "Cuando salgo a comer, me da vergüenza y es incómodo, pero tengo que comer también medio tumbada. Y en mi casa como de pie", ha contado. Respecto a la dieta, ha revelado que come de todo "limpio y bien", pero que no sigue una dieta estricta.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Rocío Flores explicó en días anteriores que durante su recuperación de la lipoescultura estaría unas semanas con faja y sin poder sentarse, ya que solo podía estar tumbada o de pie: "Los primeros 10 días me los tiré de la cama al sofá y viceversa", dijo en su Instagram. Por eso, durante sus colaboraciones en el magazine de Telecinco, como la de este jueves, aparece de pie junto a una mesa alta para poder apoyarse. La operación, de hecho, fue el motivo principal por el que tampoco pudo ir a la Feria de Abril, donde sí hizo acto de presencia Olga Moreno. Repasamos todos los retoques estéticos de Rocío Flores.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Rocío 'pasa' de hablar más de su familia

Aunque habían anunciado que Rocío Flores comentaría las últimas polémicas familiares, la sección de sociedad de 'El programa de Ana Rosa' se ha centrado últimamente mucho en 'Supervivientes', donde la joven ha recordado su paso por el concurso de supervivencia, pero ni una palabra sobre su familia, ni siquiera sobre su madre Rocío Carrasco que ha acusado a Olga Moreno de 'robarle' el amor de sus hijos.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

La hija de Antonio David Flores ha defendido a Kiko Matamoros, que sufre problemas de salud, acribillado por los bichos. Y mientras que Kiko Hernández ha comentado que se siente decepcionado con su compañero, Rocío defiende su concurso. "Depende de cada persona y de la playa que te toque. A mí me decían que hiciéramos pis y que nos pusiéramos la ropa mojada de pis, y te dan repelente de mosquitos, pero hay gente a la que machacan como a Kiko", apuntaba, y desvelaba que ella espera que se quede: "Los primeros 20 días son los peores, yo creo que Kiko todavía puede dar mucho juego", comentó. Rocío Flores también desveló que le está gustando el concurso de Anabel Pantoja y reveló que no entiende a Rubén Sánchez cuando habla con los cámaras porque es una de las cosas que les prohíben hacer en Honduras. Así ha cambiado el estilo de Rocío Flores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente