Rocío Flores estrena tatuaje cargado de significado

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Rocío Flores ha mostrado orgullosa su nuevo tatuaje. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores es muy aficionada a marcarse la piel con diseños cargados de significado. Lo último ha sido tatuarse una mariposa en el antebrazo junto a la palabra ‘vive’, algo que podría ser toda una declaración de intenciones dado la presión mediática a la que se ha visto sometida desde la emisión de la serie documental protagonizada por su madre, ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. “Es uno de los tatuajes con más significado para mí. Todo pasa por algo”, indica la joven. Esta nueva adquisición en su particular pinacoteca ha sido dibujada justo al lado de otros tatuajes que ya tenía: el número 13, que es su número de la suerte y el día que nació, y una frase en italiano que también lleva tatuada su novio, Manuel Bedmar, y que reza lo siguiente: “Que todo fluya y nada influya”.

Photo credit: Instagram Stories
Photo credit: Instagram Stories

De hecho, el novio de Rocío Flores también ha aprovechado la visita de su chica al estudio de tatuajes para hacerse él otro. Manuel Bedmar se ha tatuado nada más y nada menos que el nombre de su pareja en una zona muy cercana al pubis. “¡Un detalle de amor para toda la vida!”, señala el artífice de la obra.

Photo credit: Instagram Stories
Photo credit: Instagram Stories

Los tatuajes de Rocío Flores

Rocío Flores es 'adicta' a la tinta y tiene marcados en su piel los momentos más significativos de su vida. Entre otros, tiene un número '13' que se hizo a los pocos días de estrenarse la docuserie sobre su madre. Fue un 13 de octubre de 1996 cuando nació la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores y de ahí que este número tenga un significado especial para ella. Desde hace años, Rocío tiene tatuada en su hombro izquierdo esta fecha en número romanos: XXIV-IV-MCMLXXV, que coincide con la fecha de nacimiento de su padre y que suele lucir orgullosa.

En la cadera lleva "20-02-1932", la fecha de nacimiento de su abuelo paterno, Juan, que falleció en 2014. Rocío también lleva a sus abuelos maternos en su piel. La joven acudió a su tatuador de confianza en Málaga, Kiko Navarrete, para tatuarse las firmas de Rocío Jurado y Pedro Carrasco en el reverso de sus muñecas. Uno de sus primeros tatuajes fue una calavera mexicana y tiene repartidas por todo el cuerpo diversas palabras como ‘morena’, ‘ohana’ o ‘freedom’.

Parece que esta 'afición' por los tatuajes es algo que ha heredado de sus padres. La hija de ‘la más grande’ tiene tatuado un ave fénix que nace sobre el hombro izquierdo y ocupa media espalda. Por su parte, Antonio David Flores lleva tatuadas las fechas de nacimiento de sus hijos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente