Rocío Carrasco explica la mala relación entre su padre y sus tíos: "No les soportaba"

·2 min de lectura
Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

La relación entre Rocío Jurado y Pedro Carrasco siempre se mostró idílica. Muy enamorados y unidos por su hija, Rocío Carrasco, la pareja se mantuvo sólida durante más de una década hasta que decidieron firmar los papeles del divorcio. Una decisión que partió del boxeador y que afectó mucho a la cantante: "Pensaba que lo iba a llevar mejor, pero me he visto muy desvalida y sola", confesaba en una entrevista en televisión, tanto que intentó recuperar la relación.

En 1983, Rocío Jurado aseguraba a una revista que había tenido una conversación con su marido para estar más tiempo juntos "o sino habrá divorcio". En ella aseguraba que era consciente de que era difícil para Pedro estar a su lado después de haber sido un gran campeón: "Yo no me casé con el campeón, sino con el hombre", aseguraba la cantante. "Y él se casó con ella, no con ella y con sus hermanos", contestaba Rocío Carrasco en el documental, "eso es lo que ella no supo hacer. Él se casó con ella y lo que quería era estar con ella no rodeado de gente las 24 horas del día".

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco


El hermano de Pedro Carrasco, Antonio, confesaba que la casa de Rocío Jurado siempre estaba llena de gente: "siempre se ha dicho que 'el casado, casa quiere', y tener su intimidad y espacio. No quiere decir que no venga la familia pero tanto, tanto... también cansa un poco y Pedro estaba cansado de eso". Y es que no solo estaban de visita sino que Gloria y Amador influían mucho en la vida y las decisiones de Rocío Jurado.

"Mi padre se vio ninguneado por los hermanos de mi madre", ha confesado Rocío Carrasco, algo que ya se filtró a la prensa en el momento del divorcio y que seguía haciéndose público en 2007 tras su fallecimiento. Tanto es así que el propio boxeador confesó a su hija que el motivo de su divorcio habían sido sus cuñados. "No les soportaba. Donde iban estaban los Mohedano y no congeniaba bien con ellos", aseguraba Jimmy Jiménez Arnau, amigo de Pedro Carrasco.