El chef de 'Robin Food' pierde 130 kilos tras tres operaciones de estómago

Anna Sanchez
·2 min de lectura
David de Jorge con 276 kilos antes de la pérdida de peso (EITB)
David de Jorge con 276 kilos antes de la pérdida de peso (EITB)

David de Jorge es conocido por su talento culinario y por su programa televisivo entre fogones, ‘Robin Food’. Si pensamos en él la imagen mental que nos evoca es de un hombre corpulento con bastante sobrepeso y sonrisa afable pero ahora, ¡ha perdido 130 kilos!

El cocinero acaba de cumplir los 50 años y está mejor que nunca a pesar de no haberlos podido celebrar debido a las restricciones de la pandemia. En sus redes sociales se define como “el gordo más delgado del mundo” y, oye, razón no le falta.

Hace un tiempo para volar en avión tenía que reservar dos asientos y es que David de Jorge ha llegado a pesar 267 kilos teniendo una obesidad importante que ponía en riesgo su salud. Él mismo ha explicado que “Usaba una talla 62” por aquel entonces.

Con las limitaciones que su peso conllevaba y por salud, el chef se sometió a una abdominoplastia final pero esa no es la única intervención a causa de su peso ya que en solo cinco años, ‘Robin Food’ ha pasado por tres intervenciones relacionadas con su patología.

En el año 2012 se colocó un balón gástrico y al año siguiente se sometió a una operación de reducción de estómago. Ambos procesos le ayudaron a perder peso y es que tras la reducción pasó dos meses sin apenas masticar y allí perdió nada menos que 136 kilos.

La última intervención fue la abdominoplastia que duró unas once horas. Esta operación conllevó una enorme cicatriz en una zona compleja que le tuvo en reposo absoluto durante medio año pero, verle ahora, vale la pena ya que el cambio es exponencial.

Ahora su peso es saludable y le permite llevar una vida completamente normal, es decir, ya no compra dos asientos si tiene que ir en avión y esto, aunque parece una chorrada, a nivel de salud mental también afecta.

La verdad es que en el caso de David de Jorge nunca hemos percibido a través de la pantalla un rechazo hacia su peso o su cuerpo, siempre en tono simpático y distendido, nos ha traído sus mejores recetas durante la sobremesa.

Sin embargo no conocemos su realidad al apagarse la cámara y seguro que pesar 267 kilos no era agradable, sobre todo, por el estilo de vida que ese peso te permite llevar. Fatiga, dolores, úlceras, linfedemas… es un tema delicado que el chef ha solucionado a golpe de bisturí.

Ahora el querido ‘Robin Food’ debe seguir cocinando y llenando barrigas felices pero comer con moderación al llenar la suya y es que estas tres operaciones solucionan la pérdida de peso “rápida” pero mantenerlo es la tarea realmente ardua.

Más historias que te pueden interesar

Mario Sandoval, el nuevo ingrediente de Ana Rosa

¡Te dejará sin palabras! Este es el impactante cambio de look de Jorge Javier Vázquez

'Mi Nochebuena es la tuya': así será la cena de Bertín