El Rijksmuseum digitaliza más de 709.000 obras de arte que estarán disponibles de forma gratuita

Fernando Gonzalo
·2 min de lectura
Visitantes miran las exhibiciones en el Rijksmuseum en Ámsterdam el 3 de noviembre de 2020. (Foto de EVERT ELZINGA / ANP / AFP a través de Getty Images)
Visitantes miran las exhibiciones en el Rijksmuseum en Ámsterdam el 3 de noviembre de 2020. (Foto de EVERT ELZINGA / ANP / AFP a través de Getty Images)

La pandemia de Covid-19 ha provocado el cierre de los museos de todo el mundo, que durante todo este tiempo han llevado a cabo distintas actividades online para mantener vivo el espíritu artístico de la población.

Ahora, el Rijksmuseum ha ampliado considerablemente su catálogo digital y ha puesto una colección de nada menos que 709,622 imágenes a disposición de los amantes del arte.

El célebre Museo Nacional de Amsterdam de arte, artesanía e historia alberga una fabulosa colección de pinturas de autores tan renombrados como Jan Vermeer, Rembrandt, Fra Angelico, Rubens, Goya o Van Gogh.

Una turista se toma una selfie frente al Rijksmuseum en Ámsterdam, Países Bajos, el 13 de marzo de 2020. REUTERS / Piroschka van de Wouw
Una turista se toma una selfie frente al Rijksmuseum en Ámsterdam, Países Bajos, el 13 de marzo de 2020. REUTERS / Piroschka van de Wouw

Aunque sus puertas permanecerán cerradas hasta el 19 de enero debido a la situación sanitaria, ahora es posible acercarse a los tesoros que custodia sin necesidad de poner un pie fuera de casa. Y es que desde 2012 el museo está embarcado en la tarea de digitalizar toda su colección para hacerla accesible a todo el mundo.

La colección digital está a disposición de quien quiera de manera totalmente gratuita y para disfrutar de ella lo único que hay que hacer es crear una cuenta en la página oficial del museo y acceder a la plataforma Rijksstudio.

Las imágenes cuentan con una alta resolución que permite ampliar y apreciar todos los detalles. La plataforma permite, además, descargar, editar y compartir los archivos y ayudar a que los aficionados disfruten del aprendizaje permitiéndoles convertirse en curadores de su propia colección.

Vía Rijksmuseum
Vía Rijksmuseum

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO | La calle Fuencarral de Madrid: un caos por la nieve que parece un mundo de fantasía