Rihanna impacta de nuevo con su look premamá más 'hot' hasta la fecha

·2 min de lectura
Photo credit: @rihannas_updates - Instagram
Photo credit: @rihannas_updates - Instagram

Cuando la cantante anunció al mundo entero su embarazo, se convirtió en uno de los temas más virales del momento. No solo por el hecho de que una de las mejores artistas del sector de la música esperaba a su primer bebé, sino porque lo hizo rompiendo todos los estereotipos prefijados en relación a los estilismos premamá. Rihanna daba la gran noticia con un modelito con vaqueros de tiro bajo y una chaqueta en rosa fucsia abierta completamente por la zona del vientre, pero si pensábamos que esa iba a ser su propuesta más arriesgada, nos equivocábamos por completo.

Transparencias, lencería, encajes, 'crop tops'... Todo aquello que jamás hubiéramos imaginado en un look premamá -o por lo menos no a niveles exagerados- Rihanna lo ha llevado de manera extrema en todos y cada uno de sus looks durante esta etapa tan especial de su vida. Obviamente, esto ha creado una clara división de opiniones entre los que critican ese atrevimiento de la cantante y los que la alaban por ser tan auténtica y segura de sí misma.

Pero lo que resulta totalmente innegable es que la estrella es una apasionada por la moda y no hay nada en este mundo que le impida mantener esa esencia tan característica que la define.

Así, en esta última etapa de su embarazo, Riri decide aprovechar hasta el último segundo para sorprendernos con sus apuestas más arriesgadas. Apuestas a las que hoy se une una más que podría posicionarse entre las tres más explosivas.

La cantante fue pillada por los fotógrafos durante su llegada a un popular restaurante de Santa Mónica. Lugar al que acudió con un llamativo 'total look' de rejilla repleto de cristales y brillos en plateados que, seguro, no dejó indiferente a nadie.

Este estaba formulado por dos piezas, un 'crop top' de tirantes con escote cuadrado que dejaba al descubierto su sujetador satinado en color azul y una minifalda a juego que sujetó justo por debajo del vientre con un cinturón de piel en color negro.

Para el calzado, Rihanna lo combinó con unas sandalias de tacón -también en plateado- a juego con el minibolso de mano, el chocker de brillos y los anillos. Aunque también apostó por un abrigo corto de pelo en color gris que llevó a la altura de los codos y que consiguió rematar el rompedor estilismo de la cantante. ¿Con qué nos sorprenderá la próxima vez?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente