Rigoberta Bandini: "Me he planteado ir a Eurovisión"

·4 min de lectura

Madrid, 19 nov (EFE).- El clamor para que Rigoberta Bandini sea la representante española en Eurovisión 2022 ya era notorio gracias a "Perra", gran éxito de la música española de 2021, y se ha incrementado aún más con su último tema, que actualiza y vuelve a poner de moda un sonido entre Julio Iglesias y Raffaella Carrá.

"(Lo de Eurovisión) me lo he planteado y estamos en esto, pero anda todo en el aire", reconoce a Efe la artista llamada realmente Paula Ribó (Barcelona, 1990), tras puntualizar que "hay muchos factores" a tener en cuenta, como el disponer de "tiempo" para ello.

Su nombre fue uno de los escogidos por el público que participó en la encuesta anual celebrada por el portal Eurovision-Spain el pasado mes de septiembre junto al de la cordobesa María José Llergo y tras el de las gallegas Tanxugueiras, que sí han decidido opositar a ese puesto.

"No me parecería mal, pero no sé si sería el momento", resuelve Bandini, dejando la puerta abierta a ser candidata del futuro Benidorm Fest, una iniciativa de RTVE que busca ampliar el tipo de géneros que España envía al festival europeo y de la que en enero saldrá el representante que viajará a la final de Turín (Italia).

El momento al que se refiere pasa por acumular más de 7 millones de reproducciones de "Perra", canción singular de pop con arreglos electrónicos que va "in crescendo" del susurro al ladrido colectivo, que incluye como puente un canon "tipo Bach", y que tiene como objetivo último el de denunciar y mofarse de la opresión masculina con un tono muy irónico.

"Espero que el mensaje haya calado", dice sobre este tema que escribió hace ya dos años "en una sola tarde y con la guitarra" y en el que canta: "Esto de nacer mujeres en el tiempo de Despentes / Es difícil, no sé por dónde empezar / Si yo pudiera ser perra, por favor, dejadme serlo / Solo pido ir sin correa a pasear".

Su nombre, que había comenzado a despuntar en 2020 con otros sencillos como "Too Many Drugs" o "In Spain We Call It Soledad", ha sido uno de los fenómenos que ha estallado definitivamente en 2021, con conciertos que cuelgan el cartel de "entradas agotadas" y encargos de grandes marcas que buscan como reclamo la inspiración de cortes de su autoría como "A ver qué pasa".

"Todo son fases, para mí escribir canciones, o escribir en general, es un recurso que me ha salvado a mí misma para entenderme, para sobrevivir, es como un proceso de reciclaje muy natural, y ha coincidido que se ha asomado a mi lado un equipo muy potente que hace que las canciones suenen increíbles", reflexiona sobre las causas de este auge.

Compone desde niña y confiesa que tiene "millones de canciones guardadas en carpetas", pero que la mayoría no las enseña siguiendo un único "termómetro": "Si a mí no me emocionan mucho, no salen. 'Perra' sabía que me llegaba mucho y que ese ritmillo que habíamos encontrado funcionaría, pero no sabía cuánto", confiesa.

"A veces una canción sirve para llevarte a otra y otras son solo para una misma, terapéuticas", añade tras mostrar al mundo la última de su producción, "Julio Iglesias", cuya primera estrofa surgió durante un viaje en avión.

"Desde esa primera estrofa, cuando empecé a enfrentarme a la producción, supe que quería que sonara electrónico, pero a la vez entre Al Bano y Julito. Por eso en mi ordenador el archivo se llamaba ya así, 'Julio Iglesias', y luego pensé que era el mejor título de la historia", rememora divertida.

En sus silencios y especialmente en la parte percutiva, existe una tercera musa importante en el sonido de esta composición: Raffaella Carrá. "Totalmente. Es una grande que no solo hizo música, sino que además fue un referente como mujer", argumenta.

Con una decena de cortes en el mercado, afirma que "de momento" se siente "muy cómoda" lanzando sencillos, pero que no descarta la idea de un futuro primer disco "cuando haya pasado esta primera etapa", que llegará, según sus palabras, después de la gira de verano.

Su agenda de conciertos prosigue mientras tanto y en unas pocas semanas vivirá una importante parada el 19 de diciembre en la sala La Riviera de Madrid, impulsada por el festival Tomavistas, para la que las entradas se agotaron a las pocas horas de salir a la venta.

Javier Herrero.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente