No es cierto que haya más riesgo de infección si no renuevas a menudo tu ropa interior

·4 min de lectura
La vida útil de la ropa interior no depende tanto del tiempo que haya pasado desde que las compraste sino del uso que le hayas dado y de su estado. (Foto: Getty)
La vida útil de la ropa interior no depende tanto del tiempo que haya pasado desde que las compraste sino del uso que le hayas dado y de su estado. (Foto: Getty)

En esta vida, hay muchos grandes debates y preguntas recurrentes. Está, por supuesto, el debate interminable sobre si la piña en la pizza es es una buena idea o un sacrilegio, la duda eterna sobre si es mejor dormir desnudo o con pijama, con o sin calcetines, la frecuencia con la que debes cambiar las sábanas, y como no, cada cuánto debemos reemplazar la ropa interior.

No sé si alguna vez te lo habrás planteado, pero parece ser que la ropa interior también tendría fecha de caducidad. Sí, incluso tus conjuntos de lencería favoritos, en los que gastaste demasiado tienen vida útil. ¿Es esto realmente cierto?

Vamos listos si lo googleamos. En la mayoría de páginas consultadas afirman que existen reglas para no sobrepasar el límite de 'tiempo prudencial' de uso de tus prendas íntimas a menos que quieras arriesgarte una infección vaginal. La más popular asegura que deberías renovar tu colección de ropa interior cada 6 o 9 meses. O también puedes adoptar "la regla de los 50 lavados", si estás dispuesto a llevar un registro de cuántas veces lavas tus prendas íntimas.

Pero según cuenta a Refinery29 el profesor de microbiología en la Universidad de Medicina de Nueva York, Philip M. Tierno: "Siempre que laves tu ropa interior después de cada uso, no hay ninguna razón relacionada con los gérmenes para tirar tus bragas viejas después de un período de tiempo arbitrario. No tienen fecha de caducidad".

“Mientras estés lavando y desinfectando tu ropa interior, y sea mecánicamente funcional, sin agujeros y no esté sucia, puedes conservarla”, añade Tierno. "Cuando se deshilachen o el elástico se haya dado de sí, sabrás que debes reemplazarlos".

No es el único experto que lo dice, según la doctora Jennifer Gunter, ginecóloga y asesora del New York Times en temas de salud femenina, esta idea de reemplazar la ropa interior podría tener que ver con cómo la sociedad ve las vulvas y las vaginas: "sucias, delicadas o vergonzosas".

“Cuando la gente te dice que necesitas hacer cosas realmente especiales con tu ropa interior, eso es solo una extensión de la cultura de la pureza. Es esta idea de que la vagina y la vulva son delicadas y el presagio de una especie de apocalipsis infeccioso que justifica que tengamos que llevar a cabo todo tipo de rutinas de mantenimiento especiales. Pero no es cierto en absoluto", añade la autora del bestseller internacional 'La biblia de la vagina', una guía de salud femenina para separar la leyenda de la medicina.

“Hay tanta vergüenza vaginal", añade Momon-Nelson, ginecóloga y obstetra en declaraciones al diario Today. No paran de lanzar mensaje tipo: "Tienes que tirar tu ropa interior, necesitas usar este tipo de spray. Ahora, necesitas usar estas toallitas para mantener tu vagina sana” Pero lo único que necesitas para tener una vagina saludable es lavarla con agua y jabón”.

Antes de seguir con el debate y desentrañar este misterio debemos partir de la base de que nuestro cuerpo está lleno de bacterias, criaturas microscópicas con las que convivimos sin importar cuánto nos restreguemos en la ducha o la frecuencia con que lavemos la ropa. Esas criaturas están ahí, nos acompañan y no van a ninguna parte. Y tampoco es tan malo, de hecho, algunas son fundamentales para nuestra supervivencia.

No obstante, debemos encontrar un equilibrio ya que estas 'cosas' pueden acumularse y crearnos problemas. Un ejemplo de esto es el equilibrio perfecto de cándida y bacterias en la vagina que, bajo ciertas circunstancias, puede alterarse y causar una infección por hongos debido al crecimiento excesivo de esa criatura, tal y como indica la Clínica Mayo. Esto mismo puede aplicarse a tu ropa interior; la acumulación, a pesar de los lavados regulares, ocurre con el tiempo.

De hecho, es posible que las lavadoras no eliminen todos estos organismos, así que más vale prevenir que curar y no correr el riesgo, ¿verdad?

Un momento... ¡quietos paraos! Antes de lanzarte al cajón de tu ropa interior a hacer una criba, te cuento. Existe otro fenómeno, el efecto de inóculo, lo que significa que "se necesita una cierta cantidad de organismos para causar una infección”, aclara Tierno. "Tu lavadora no dejará suficientes microbios como para crearte un problema. Pero si quieres ir sobre seguro, desinfecta tu lavadora de vez en cuanto con un ciclo de lejía sin ropa (una vez al mes) y listo, así te aseguras de que no estar acumulando bacterias adicionales".

Lo que los médicos recomiendan es que las mujeres usen ropa interior limpia y seca, y preferentemente de algodón. Algo totalmente lógico que responde a una sencilla explicación: La ropa interior húmeda es lo que puede causar irritación o infecciones. Por eso no es bueno llevar el bañador húmedo todo el día (ya sea verano o invierno) o permanecer con la ropa interior puesta después de una sesión de entrenamiento.

Entonces, resulta que la ropa interior no es exactamente como los cepillos de dientes, no necesita ser obligatoriamente reemplazada por razones 'bacterianas' en un plazo exacto de tiempo. Comprar ropa interior es una elección personal, pero no debe basarse en mitos sobre el cuerpo o los genitales.

Mientras te pongas un par limpio todos los días y los laves (con detergente y agua caliente) después de cada uso, puedes usarlos hasta que se vean viejos o se rompan. Pero recuerda, debes dejar que se sequen al aire (o al sol) por completo, y nada de ponértelos o guardarlos húmedos. ¡Ah! Y mejor si son de algodón. Así que ya lo sabes, no pasa nada por conservar algunas antiguallas en el cajón, sabemos que pueden recordarte momentos muy tiernos de tu infancia o adolescencia... y algunas citas memorables.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Tania Llasera muestra sin complejos la braga pañal que utiliza durante sus días de menstruación

Lavar la ropa nueva antes de estrenarla es realmente necesario, ¿sí o no? Hablan los expertos

Por qué no es buena idea tomarse el vaso de agua de la noche anterior

Cambiar una vez a la semana toda la ropa de cama es un error