Ribera vincula el sabotaje en los gasoductos Nord Stream con la "vocación de provocar" del Kremlin

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se ha pronunciado este jueves sobre el presunto sabotaje en los gasoductos rusos Nord Stream 1 y Nord Stream 2 en aguas del Báltico, y lo ha hecho vinculándolo con la “vocación de provocar” del Kremlin.

En declaraciones a los medios de comunicación desde Málaga, ha destacado “la seriedad y la preocupación” que la fuga de gas representa. “Claramente esto es un acto que es difícil de explicar si no introducimos esa variable de sabotaje”, ha reprochado.

“Las tuberías de los gasoductos son unas tuberías enormemente seguras. Es imposible que tengan un efecto de corrosión o un efecto de accidente y menos que sea en tres o cuatro puntos de manera deliberada”, ha defendido.

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha asegurado que lo sucedido con los gasoductos “se puede vincular, muy probablemente, con esa vocación de provocar, permanentemente, desde el Kremlin”.

“Quieren mandar un mensaje de ‘estoy en condiciones de hacer cualquier cosa y no voy a tener la menor duda en seguir usando la energía como un chantaje real sobre la población europea hasta que Europa quede dividida o respalde a Vladimir Putin’”, ha reprochado.

Ribera ha justificado que ante las provocaciones del Gobierno ruso, la respuesta europea debe ser “mantenerse unida” y “mantener sus valores”. “Nos jugamos mucho y esto requiere un esfuerzo de solidaridad entre los ciudadanos europeos”, ha añadido.

“Hay una segunda consecuencia y es que se están liberando grandes gases de efecto invernadero como consecuencia de ese escape de gas. Las primeras valoraciones ponen de relieve que igual esto supone la liquidación de estos dos gasoductos”, ha señalado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR