Los Reyes de España dan el pésame por la muerte de Isabel II al Embajador Británico

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

La repentina muerte de la Reina Isabel II ha desembocado en un gran número de actos públicos y de muestras de pésame desde todos los puntos del mundo, incluso con un homenaje en la televisión española y una muestra de luto por parte de la Reina Letizia en su estilismo, un guiño que demuestra la cercanía de la Monarquía española y la británica.

En esta línea, la monarquía española ha emitido unas condolencias tras la noticia del fallecimiento de la Reina británica que celebraba este mismo año el 70 aniversario de su coronación marcado sobre todo por los problemas de movilidad que le hicieron en más de una ocasión ausentarse de los eventos que le tenían preparado con motivo de esta celebración. Una situación que hizo que el ahora Rey Carlos III tuviera que ocupar su papel de consorte en varias ocasiones.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Debido a la estrecha relación familiar y de amistad entre el Rey Felipe VI y el Rey Carlos III, los reyes Felipe VI y Doña Letizia han acudido última hora de la tarde a la Embajada británica en Madrid para dar sus condolencias al embajador. Una visita en la que han dejado un emotivo mensaje en el libro de condolencias del embajador al que hemos tenido acceso.

"De nuestro enorme respeto y admiración, así como de nuestra profunda tristeza dejamos testimonio en este libro de condolencias por el fallecimiento de la Reina Isabel II. Su ejemplo de dignidad, severidad y dedicación incansable al servicio del Reino Unido y su pueblo será siempre una gran fuente de inspiración para todos. Expresamos nuestro pésame con fraternal afecto al Rey Carlos III y a la Reina Consorte, a la Familia Real, al Gobierno y a todo el pueblo británico", se puede leer.

Y es que cabe destacar que ambas Casas Reales están emparentadas: tanto Juan Carlos I como Reina Sofía, y la Reina Isabel II y el duque de Edimburgo son descendientes directos de la reina Victoria, exactamente tataranietos. Además, el duque de Edimburgo era tío segundo de la Reina Sofía.