El rey Felipe VI deja sin asignación a su padre, el rey Juan Carlos

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Felipe VI toma una decisión sin precedentes tras la presunta implicación de su en fondos en paraísos fiscales.
  • El Rey renuncia a la herencia de don Juan Carlos y asegura desconocer la naturaleza de los negocios de su progenitor.


Corren malos tiempos para el rey Juan Carlos. Sus negocios y posibles fondos en paraísos fiscales ha hecho que su hijo, Felipe VI, tome una drástica decisión: romper vínculos con su progenitor de manera oficial como ya hizo con su hermana, la infanta Cristina, e Iñaki Urdangarín tras su implicación en el caso 'Noós'. Y es que según ha publicado este fin de semana la prensa británica, don Felipe aparecía como segundo beneficiario de la fundación Lucum, con sede en Panamá y vinculada a su padre, y que es titular de la cuenta bancaria en la que se recibió una presunta donación de unos 65 millones de euros por parte de Arabia Saudí a don Juan Carlos. Si el Rey falleciera, serían sus hijas Leonor y Sofía y sus hermanas, Elena y Cristina, las beneficiarias. Este hecho se puso en conocimiento de la Casa Real en marzo de 2019 por parte del despacho de abogados de Corinna, amiga de don Juan Carlos y que habría recibido parte de esta donación como 'regalo' para ella y su hijo por parte del marido de doña Sofía. Desde Casa Real, se argumentó que no tenían conocimiento de este hecho. Desde hace unos días, la Fiscalía suiza investiga si hubo una comisión de 65 millones de euros de parte de Arabia Saudí a don Juan Carlos tras la construcción del AVE a La Meca.

Photo credit: Gtres

En un comunicado emitido el pasado 15 de marzo por la Casa Real, el Rey asegura que desconoce cómo actuó su progenitor, desvinculándose de los fondos abiertos. Además, deja claro que renuncia a la herencia de don Juan Carlos y le retira su 'sueldo': una asignación salarial proveniente del dinero público y que, en el año 2018, último periodo del que se disponen de cifras oficiales, ascendió a 194.232 euros.


Photo credit: Gtres

Desde Casa Real, también se ha comunicado que don Juan Carlos ha elegido para su representación al abogado Javier Sánchez-Junco, "que, en el ejercicio del derecho a la defensa, será a partir de este momento quien proceda a dar cuenta públicamente de las informaciones que le puedan afectar y se consideren procedentes". Este letrado penalista, de 62 años y fiscal en excedencia, también fue el defensor del empresario Javier López-Madrid, buen amigo entonces de los reyes Felipe y Letizia, en 2014 cuando se vio implicado en el caso de las tarjetas Black de Bankia. López-Madrid se hizo conocido porque se filtró un mensaje de la Reina llamándole 'compi yogui'.