El rey Carlos es proclamado formalmente como nuevo soberano del Reino Unido

·2 min de lectura
Carlos III credit:Bang Showbiz
Carlos III credit:Bang Showbiz

El rey Carlos ha sido proclamado formalmente como nuevo soberano del Reino Unido en un Consejo de Adhesión celebrado el sábado en los Apartamentos de Estado del Palacio de San Jaime.

Como heredero, Carlos se convirtió automáticamente en rey tras la muerte de la reina Isabel II el pasado jueves por la tarde en Balmoral, Escocia, por lo que el Consejo de Adhesión fue convocado lo antes posible para hacer el anuncio formal.

La ceremonia -que fue televisada en directo por primera vez en la historia- inició con la intervención de Lord President Penny Mordaunt, que dijo: "Señores, es mi triste deber informarles de que su graciosa majestad, la reina Isabel II, ha fallecido el jueves 8 de septiembre de 2022 en el castillo de Balmoral".

Carlos no estuvo presente en la primera parte de la ceremonia, ya que fue proclamado rey por el secretario del consejo, que dijo: "Considerando que ha complacido a Dios todopoderoso llamar a su misericordia a nuestra difunta soberana la reina Isabel II de bendita y gloriosa memoria, por cuyo fallecimiento la corona de Gran Bretaña e Irlanda del Norte recae única y legítimamente en el príncipe Carlos Felipe Arturo Jorge".

Y añadió: "Por lo tanto, nosotros, los señores espirituales y temporales de este reino, y los miembros de la Cámara de los Comunes junto con otros miembros del consejo privado de su difunta majestad y los representantes de los reinos y territorios, los concejales, los ciudadanos de Londres y otros, con una sola voz y consentimiento de lengua y corazón publicamos y proclamamos que el Príncipe Carlos Felipe Arturo Jorge, es ahora, por la muerte de nuestra difunta soberana de feliz memoria, nuestro único legítimo y feliz señor".

"Carlos III, por la gracia de Dios del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de sus otros reinos y territorios, rey, jefe de la mancomunidad, defensor de la fe, a quien reconocemos toda la fe y la obediencia con humilde afecto, suplicando a Dios, por quienes reinan los reyes y las reinas, que bendiga a su majestad con largos y felices años de reinado sobre nosotros".

Y concluyó al decir: "Dios salve al Rey", que los miembros del consejo corearon al unísono.

A continuación, la proclamación fue firmada por los Consejeros Privados, entre los que se encontraban Guillermo, el Príncipe de Gales, Camilla, la Reina Consorte, la Primera Ministra, Liz Truss, el Arzobispo de Canterbury Justin Welby y Mordaunt.