¿Podría la revocación de la ley del aborto en EEUU afectar a España?

·4 min de lectura
Photo credit: Drew Angerer - Getty Images
Photo credit: Drew Angerer - Getty Images

La agenda política y social de Estados Unidos lleva marcada desde hace una semana por la posible revocación de la sentencia de 1973 que permitió la interrupción voluntaria del embarazo en dicho país. Una noticia que saltaba a la palestra mediática cuando el medio ‘Politico’ filtraba un borrador proveniente del Tribunal Supremo de EEUU en donde cinco de los nueve jueces encargados estarían a favor de ir marcha atrás en el tiempo y dar alas a los estados para que prohiban dicha ley de derechos de la mujer. Porque no, no penalizarían el aborto ‘ipso facto’, sino que darían este poder al congreso de cada estado. De ser así, según se prevé, más de la mitad de estos prohibirían o restringirían sobremanera el derecho a abortar. Hasta ahora, dicha opción podía llevarse a cabo hasta la semana 24 del embarazado, que es cuando el feto puede ya vivir fuera del útero. De aprobarse este borrador, hay estados que acortarían este tiempo a las 15 semanas, como en Misisipi. Todo esto se resolverá el próximo mes de junio, cuando los magistrados determinen el fallo final. De momento, todo apunta a que la sentencia ‘Roe contra Wade’ que lo inició todo hace cerca de 50 años podría tambalearse y dar pie a un nuevo texto republicano mucho más conservador.

Mientras tanto, desde España nos preguntamos si esta reversión de los derechos de la mujer en el país de las barras y las estrellas podría afectar de forma directa a la situación dentro de nuestras fronteras. A efectos prácticos, no tendría por qué trasladarse de forma directa a cualquier decisión tomada dentro del Congreso de los Diputados, pero lo cierto es que la influencia y el ánimo para que así fuese desde las entrañas de un sector conservador sería más que innegable. No es por menos Estados Unidos el país más famoso del mundo, donde cada movimiento tomado dentro de sus fronteras adquiere una relevancia internacional que acaba implicando al resto del globo. Tanto para bien como para mal.

Photo credit: Chip Somodevilla - Getty Images
Photo credit: Chip Somodevilla - Getty Images

Los grupos de ultraderechas ya han reaccionado

Como era de esperar, esta posible revocación del aborto en Estados Unidos ha tenido una pronta y poco sorprendente respuesta en nuestro país por parte de asociaciones de ideología ultraderecha y católica. Es el caso de ‘Hazte Oír’, que desde sus redes sociales apoyan esta futura decisión estadounidense y afirman que “pasito a pasito acabaremos con el aborto”, a lo que también llaman “ciclo de autodestrucción de Occidente”. Dicha organización tiene una matriz internacional llamada ‘CitizenGo’, desde donde ya llaman a las masas a manifestarse y apoyar esta derogación que afectaría, solo en Estados Unidos, a más de 36 millones de mujeres en edad fértil, según el Instituto Guttmacher. La mayoría, como cabe esperar, mujeres provenientes de ámbitos rústicos y en riesgo de exclusión.

Y aunque este retroceso nos pueda parecer lejano, no suena del todo marciano teniendo en cuenta que en 2020 Polonia, perteneciente a la Unión Europea, emitió una sentencia que a efectos prácticos imposibilita a las mujeres de dicho país llevar a cabo este derecho que hasta entonces daban por hecho. Así, en 2021 se imponía una ley restrictiva que otros países vecinos cuyos líderes viran hacia la renovada y cada vez más vigorosa ultraderecha miran con ansia. El germen que podría plantar Estados Unidos lograría replicarse dentro de Europa sin demasiados problemas, apartando de un plumazo la tendencia mundial a la liberalización de esta legislación.

Photo credit: Marcos del Mazo - Getty Images
Photo credit: Marcos del Mazo - Getty Images

Sin ir más lejos, en España se aprobaba la ley del aborto en 2010 durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), mismo año en que el Partido Popular —entonces presidido por Mariano Rajoy—, emitía un recurso en contra de la ley que permite la interrupción del embarazo. Un recurso que 12 años más tarde el Tribunal Constitucional todavía no ha resuelto. Es, a día de hoy, el recurso de inconstitucionalidad que más tiempo lleva sin resolverse de la historia del TC. Un juzgado que, por cierto, en la actualidad está compuesto por una mayoría conservadora. De 12 de sus integrantes, siete se identifican con esta corriente política que, de ser preguntados, podrían votar a favor de la retirada del aborto libre y gratuito. Un escenario al que, además, se le suma de un tiempo a esta parte la participación de VOX, quienes de forma abierta intentan cambiar una batería de derechos que afectan tanto a mujeres que reclaman el poder de su cuerpo como a personas que exigen el derecho a la eutanasia y al colectivo LGBT+. Desde dicho partido político tachan el aborto como “el homicidio planificado de un ser humano en el seno materno”, reclamando el llamado ‘aborto cero’. Es decir, la prohibición de este incluso cuando la mujer que quiere ejercerlo ha sido víctima de una violación. Y esto sí se está hablando a día de hoy dentro de nuestras fronteras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente