Retiros tecnológicos: las verdaderas vacaciones

Aprovecha tus días libres para hacer una “digital detox” y alejarte durante un tiempo de los móviles y otros dispositivos. ¿Beneficios? Más memoria, un sueño más eficiente y una mejor postura, entre otros

El 77 por ciento de los propietarios de un teléfono inteligente padecen nomofobia, un tipo de ansiedad resultado de no poder consultar el móvil cuando se desea. ¡Es hora de ponerle freno! (Foto: Getty)

¿Has llegado a plantearte alguna vez renunciar a las redes sociales o concederte un periodo de gracia en social media? Muchas celebs como Selena Gomez, Kendall Jenner o Justin Bieber lo han hecho (aunque sea temporalmente); cerrar el perfil de Twitter o Instagram, eliminar aplicaciones de su Smartphone para evitar la tentación de estarlas revisando o dejar que otro (un asistente) lleve el control.

Pero los millenials no son los únicos que tienen problemas con la tecnología. Los baby boomers, la generación X y los denominados Game Changers que -aun siendo grandes defensores de las nuevas tecnologías y el uso de smartphones, tablets o cualquier tipo de dispositivo, son a la vez capaces de disfrutar de la vida cotidiana-, están en el punto de mira de los expertos en dependencia de la tecnología. Y es que tanta información circulando a tu alrededor (y en tu cabeza) puede dañar tu salud, causándote estrés, depresión y más.

Gigi Hadid estuvo un mes sin actualizar sus redes sociales para disfrutar de las vacaciones y centrarse en las “relaciones importantes de mi vida”. (Foto: Getty)

Esto es precisamente lo que ha querido averiguar el fabricante de smartphones Wiko, para lo que ha llevado a cabo el I Estudio “Generación Game Changer by Wiko”, un informe demoscópico en el que han participado 2 000 personas entre 18 y 55 años. En él se analizan los hábitos y normas que han cambiado en los últimos años, tanto en rutinas y prácticas sociales, como en aspectos relacionados con la tecnología, elementos que cada día cobran más importancia en nuestra vida.

Los Game Changers le han dado un nuevo uso a la tecnología, uno en el que ellos deciden los avances que quieren introducir en su vida diaria y cómo y cuándo usarlo

Como primer paso para conocer el uso que se les da a los móviles hoy en día, el estudio revela que el 70 por ciento de los españoles reconoce tener cierta dependencia de su terminal. Siendo los más jóvenes (de entre 18 y 24 años) los que mayor adicción muestran (85 por ciento), en contraposición con los mayores, la denominada generación X (personas de entre 45 a 55 años) que, pese a utilizarlos de manera habitual, se consideran dependientes en el 56 por ciento de los casos.

Los expertos dicen que alejarse de las aplicaciones de redes sociales puede conducir a una vida más saludable y feliz. (Foto: Getty)

En este escenario cabe destacar que los españoles miramos el móvil, de media, cada 42 minutos. En este caso, los X vuelven a ser los menos conectados, ya que se acuerdan de consultar el smartphone casi cada hora (cada 54 minutos), frente a los integrantes de la generación Z, también conocidos como centenials (de 18 a 24 años), que lo hacen cada menos de media hora (29 minutos). Son estos los que se muestran más conectados al terminal y llegan a duplicar en porcentaje a las generaciones posteriores en la frecuencia de consulta del móvil, ya que la mayoría (51 por ciento) mira el móvil cada menos de 15 minutos, frente al 19 por ciento de los usuarios más mayores (de 45 a 55 años) que reconocen mirarlo en esta franja de tiempo.

En muchos establecimientos hay carteles para animar a las familias a desconectar de la tecnología durante las vacaciones escolares.(Foto: Vida y Estilo / Seven Network)

¿Un día entero sin móvil?

De esta situación se deriva la incapacidad de estar sin su terminal demasiado tiempo. Por eso, mientras que el 29 por ciento de los más jóvenes reconoce que solo podría prescindir unas horas de él, el 29 por ciento de los mayores asegura que podría estar un día entero sin su terminal. La necesidad de tener el móvil cerca se pone de manifiesto una vez más al descubrir que solo el 11 por ciento de los españoles podría vivir sin su smartphone. De ellos, los que más despreocupados están por este asunto son también los mayores, ya que el 16 por ciento podría estar sin él, frente al 10 por ciento de los jóvenes. Aquí llaman la atención especialmente los integrantes del grupo de entre 25 a 34 años, ya que solo el 8 por ciento de ellos podría vivir sin móvil.

El informe también ha descifrado en qué situaciones solemos usar más el terminal, descubriendo que el momento de ir a la cama es en el que más españoles utiliza el smartphone (83 por ciento), seguido de los ratos frente a la televisión (80 por ciento). Sin embargo, este ranking cambia según la edad, ya que mientras los encuestados de entre 18 y 24 años acceden más antes de dormir y nada más despertarse (92 y 91 por ciento respectivamente), los mayores distribuyen mucho más sus hábitos de uso.

Casi la mitad de las familias planean una ‘desintoxicación digital’ este verano, según un estudio. (Foto: Vida y Estilo)

Es esta exposición la que lleva a pensar a muchos de los encuestados (82 por ciento) que son necesarios los retiros tecnológicos, programas o campamentos detox donde los participantes entregan sus teléfonos inteligentes y aparatos electrónicos a cambio de unos cuantos días de serenidad y felicidad. Yoga, meditación, alpinismo, jacuzzis, talleres de arte y escritura y comida sana en un ambiente tranquilo y natural ayudan a ganar balance, perspectiva y una reconexión con ellos mismos.

De hecho, el 48 por ciento de los más jóvenes cree que el exceso de desarrollo tecnológico hace que se pierda cierto contacto con la realidad, que nos volvamos más pasivos y cómodos y no nos esforcemos por aprender cosas nuevas. Curiosamente, los mayores se muestran más positivos frente a las ventajas que nos puede traer la tecnología, ya que casi la mitad de ellos (47 por ciento) opina que nos estimulan, ayudan a mejorar nuestra calidad de vida y motivan nuestro interés por aprender cosas nuevas, siempre que se utilicen con cabeza.

Y es la dependencia de la tecnología la que nos hace plantearnos su utilidad, ¿es realmente buena para nuestro desarrollo personal?

También te puede interesar:

¿Compruebas tu móvil 35 o más veces al día? (Pues sufres hipervigilancia, inquietud y temor al aislamiento)

Las mujeres que hacen esto en medio de la noche rinden menos (también en el sexo)

Por encima del chocolate y del sexo, deseamos esto… (y es más adictivo)