Retinal vs retinol: ¿quién es quién y qué hace cada uno?

retinal
Retinal vs retinol: ¿quién es quién en tus cremas?Jeremy Moeller

Sí, parecía difícil pero hay un activo en cosmética que le está comiendo terreno al famoso y adorado retinol. Say hello al retinAl, con A, el primo-hermano del retinol que multiplica el poder antiarrugas del primero.

A pesar de las raíces fuertes que ha echado el retinol en el imaginario colectivo de las beauty junkies, el retinal comienza a avanzar. No confundirse, aunque tienen mucho en común. El retinAl, no sólo es más potente para la piel cuando se trata de combatir arrugas, sino que además es más despigmentante, antioxidante y regulador del sebo. Pero, ¿qué es y en qué se diferencia del retinol?

Retinal: ¿qué es?

Hablamos de la familia de los retinoides, otro derivado de la familia de la vitamina A, una de las más utilizadas en cosmética por la versatilidad y la eficacia que demuestra en el cuidado de la piel, especialmente antiedad. En la familia de los retinoides, son viejos conocidos ya el consabido retinol, el palmitato de retinol, el retinyl retinoate... pero desde hace poco tiempo, la familia ha ido creciendo y tienes que conocer a una de las formas más lujosas, biocompatibles y eficaces de esta familia: el retinaldehido o retinal.

A pesar de que todos forman parte de la misma familia y tienen rasgos comunes, hay diferencias. Para empezar, el ácido retinoico es la forma en que la vitamina A se encuentra de forma natural en la piel, es decir, la única que las células pueden usar. El resto de formas de retinoides sufren una o varias transformaciones para poder convertirse en ácido retinoico útil para actuar en la piel.

Así que, según la cadena de conversiones, hasta que los ésteres de retinol llegan a la piel pasan por varios procesos hasta convertirse en ácido retinoico. Es decir, su origen está en los ésteres de retinol (o retinyl), pasan después a su forma de retinol y de ahí se convierten en retinaldehido para, por último, convertirse en ácido retinoico. Pues bien, hay quienes consideran que lo más funcional en un cosmético para aumentar su efectividad en la piel es utilizar la sustancia más próxima al ácido retinoico en esa cadena de conversiones, es decir, este "retinal" o retinaldehido.

retinal
Edward Berthelot

La letra pequeña

Hay cosas que debes saber, porque si bien el ácido retinoico (también llamado ácido transretinoico o trentinoina) es la forma del activo más potente y rápida, es también la más irritante e inestable, así que su uso queda circunscrito a la prescripción médica y si ves un cosmético con esta forma del activo, cuidado: es ilegal. El ácido retinoico puro puede producir irritación en la piel, cuperosis, además de ser absolutamente incompatible con el sol.

¿Qué son los ésteres de retinol?

Todo aquello que va encabezado por la palabra "retinyl", como "retinyl palmitate", "retinyl acetate"... son las formas más alejadas del ácido retinoico y por lo tanto, son las que tienen menos eficacia. ¿Su ventaja? Que irritan poco y son accesibles por ello a todos los tipos de piel, incluyendo las sensibles.

¿Retinol o RetinAl?

Aunque lo más común en los lineales cosméticos es encontrar el retinol, encontrarás más eficacia en el retinal, la forma que más se parece al ácido retinoico. El retinol, eso sí, mantiene el equilibrio perfecto entre su eficacia y el riesgo de irritación, es un buen antiedad pero también tiene una cara B: y es que es muy vulnerable ante los daños de la luz solar. Además, requiere que su tratamiento sea progresivo para que la piel pueda "acostumbrarse", es decir, requiere de un proceso de retinización.

Sin embargo, el retinal tiene una tolerancia muy buena, eso sí, cuando se encuentre de forma encapsulada.

La gran pregunta: si el retinal es mejor que el retinol, ¿por qué no es más popular?

Los expertos de IMSTANT COSMECEUTICS explican que "el retinal es una molécula muy compleja de sintetizar y muy pocos proveedores la comercializan, lo que hace que su precio sea muy elevado". Es decir, es un auténtico retinoide de lujo.

Noemí Recasens, Directora Técnica de I+D de La Cabine, explica que "el retinal se considera una molécula 20 veces más activa que el retinol, además de tener mejor perfil de tolerancia, por lo que es menos irritante, sin fotosensibilización, ni descamación."

Retinal: más RÁPIDO que el retinol

La razón vuelve a estar en esa cadena de conversiones. Es decir, el retinal está a un sólo paso del ácido retinoico mientras que el retinol está a dos. El retinal es ese intermediario entre retinol y ácido retinoico, que es el que llega a las células de la piel, así que la liberación del activo se produce de una forma más controlada en comparación con otra forma de retinoide.

Desde La Cabine lo resumen y explican con una buena comparación. "Si preguntásemos cuál es la principal diferencia entre un Ferrari y un Mercedes la respuesta sería la velocidad. Si nos llevamos este concepto al mundo de los activos, el retinal sería el Ferrari y el retinol, el Mercedes".