El reproche de un restaurante a unos clientes por no acudir a su reserva y darles plantón sin avisar

M. J. Arias
·3 min de lectura

En la localidad segoviana de La Salceda hay un restaurante llamado Fogón de los Carpetanos cuya respuesta a un cliente desconsiderado que no anuló una reserva hecha dejándoles con la mesa puesta y sin comensales se ha convertido en una campaña de publicidad viral no intencionada. Su post en Facebook no solo ha sido compartido un par de cientos de veces y recogido por distintos medios de comunicación tanto locales como nacionales, sino que algunos internautas han prometido visitarles en cuanto las restricciones por el coronavirus lo permitan.

Desgraciadamente esto nos ocurre demasiadas veces a los restaurantes

Posted by Bar restaurante "El Fogón De Los Carpetanos" on Domingo, 4 de outubro de 2020

Para conocer la historia entera hay que remontarse al 4 de octubre. Con las actuales limitaciones de aforo por la pandemia, en el Fogón de los Carpetanos solo pueden admitir 30 comensales por servicio. El día comenzó y llegó la hora de la comida, pero una mesa para cuatro reservada con antelación se mantuvo vacía. No podían dársela a nadie por si acudían los clientes que habían reservado, pero pasadas las cuatro de la tarde, el propietario del bar, Nando Sanz, dio por hecho que ya no se presentarían.

Fue entonces cuando decidió enviar un mensaje al teléfono móvil que figuraba en la reserva con el siguiente texto y una imagen de la mesa lista y vacía: “Esta es la mesa que teníamos reservada para usted. Desgraciadamente así se ha quedado, hemos tenido que decir a clientes que no para reservarle a usted su mesa porque teníamos el comedor completo dadas las medidas por el Covid. Este es un restaurante pequeño donde cualquier reserva que no venga nos hace daño. Espero que hayan comido bien donde hayan estado y espero que la gente como usted un día tenga educación y respeto por las personas que trabajamos para salir adelante de esta crisis”.

Después de enviarlo, hizo una captura del mismo y la compartió en su página en Facebook lamentando que “desgraciadamente esto nos ocurre demasiadas veces a los restaurantes”. Y ahí fue donde, para sorpresa de Sanz, se encendió la mecha de la popularidad ahora alcanzada por su restaurante.

Señala el propietario del Fogón de los Carpetanos en una entrevista a El día de Segovia que esto de que reserven una mesa y luego no se presenten “sucede algunas veces con las reservas de El Tenedor”.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Hostelería de Castilla y León, Ángel Blasco, ha comentado que aunque sí que hay “gente desaprensiva” que reserva y luego no acude la clave del problema está en que “no se debería permitir reservar en tres o más sitios cuando solo podemos ir o estar en uno pero, es tan fácil hacerlo, nos sentimos tan importantes cuando las redes nos permiten hacerlo, que muchos caemos en el gran truco”.

Sobre las respuestas recibidas a través de las redes sociales tras compartir lo ocurrido aquel domingo de primeros de octubre, Sanz asegura que no se lo esperaba. En su página de Facebook han sido varios los posibles clientes que han asegurado que irán a degustar su carta en cuanto puedan o pasen por allí en señal de apoyo.

EN VÍDEO | Un trabajador de KFC horroriza a los clientes de la cadena mostrando la manera de preparar su famosa salsa