Respuesta asociación Coinbase-BlackRock es decidora: J. Dillian

·4 min de lectura

(Bloomberg) -- Uno pensaría que la noticia de que Coinbase Global Inc. se asoció con BlackRock Inc. para ayudar a los inversionistas institucionales a gestionar y operar los bitcoines dinamizaría el alicaído mercado de las criptomonedas. Después de todo, si el administrador de activos más grande del mundo está interesado en realizar transacciones en bitcóin, significaría que el bitcóin y las criptomonedas en general acaban de recibir su visto bueno. Eso es lo que la gente del mercado de las criptomonedas ha estado buscando todo el tiempo, ya que otorga cierto reconocimiento de que las criptomonedas son una clase de activo legítima junto con las acciones, la renta fija, los productos básicos y las divisas.

Aunque las acciones de Coinbase subieron un 30% la semana pasada con la noticia, el bitcóin cayó. Si la asociación hubiera ocurrido durante la criptomanía de 2019-2021, puede estar seguro de que el bitcóin se habría disparado y todos los criptoevangelistas en Twitter habrían estado haciendo proselitismo con todas sus fuerzas, predicando a todos los no creyentes que se “diviertan siendo pobres”. La reacción decepcionante del bitcóin es especialmente preocupante si se considera que esto fue solo el último de una serie de lo que deberían haber sido desarrollos positivos que resultaron no ser un catalizador. Recordemos que hace apenas unos meses Fidelity Investments dijo que comenzaría a ofrecer bitcoines en planes de jubilación para los clientes, y el mercado bajista de las criptomonedas continuó.

Este año ha sido horrible para las criptomonedas, que ha perdido un par de billones de dólares y observado la liquidación de varios grandes fondos de cobertura e intercambios, sin mencionar el daño colateral resultante en el segmento de los token no fungibles, o TNF. La caída del 57% del índice Bloomberg Galaxy Crypto en 2022 ha eclipsado la caída del 13% del índice S&P 500. Más personas ahora están cuestionando la viabilidad y utilidad de la tecnología de cadena de bloques que sustenta la criptografía.

Es estos días, no es difícil alegrarse un poco de la desgracia ajena de los inversionistas. Estaban ganando cantidades de dinero desproporcionadas para su inteligencia o ética de trabajo, y se jactaban de su suerte ante sus pares del mundo tradicional de las finanzas. Hubo un tiempo en que casi todas las cuentas que bloqueé en Twitter por su odiosidad tenían “#BTC” en su biografía. No son precisamente personajes simpáticos. Teníamos el presentimiento de que no duraría, y así fue. Uno de los principios centrales del bitcóin era que se suponía que debía actuar como cobertura contra la inflación. Eso ha resultado ser falso.

Lo cierto es que las criptomonedas deberían tener un lugar en las carteras de los inversionistas institucionales. No digo que deba haber una gran asignación, pero las criptomonedas tienen algunas características que las hacen útiles para fines de diversificación. (Para ser honesto, eran mucho más útiles para fines de diversificación antes de que aumentaran su correlación con las acciones tecnológicas). No hace falta mucha imaginación para pensar en un escenario en el que las criptomonedas pasen de menos del 1% de la capitalización de mercado global de todos los activos al 3% o al 5%. Eso ciertamente podría suceder en el próximo ciclo alcista de las criptomonedas, y habrá otro ciclo. Simplemente no sabemos cuándo.

Lo mejor para el mundo de las criptomonedas sería lo último que querría ver: regulación. Digo esto como alguien que generalmente tiene una mala visión de la regulación. Terminar con todos los fraudes y los esquemas para inflar los precios y luego vender harían de las criptomonedas un lugar más seguro para invertir. Solo entonces puede comenzar a atraer dinero institucional serio en lugar de solo aficionados. Sin duda, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) tiene algunas medidas en curso, como presionar para que los intercambios de cifrado se regulen de manera similar a los intercambios de valores tradicionales. “No hay razón para tratar al mercado de criptomonedas de manera diferente solo porque se usa una tecnología diferente”, dijo el presidente de la SEC, Gary Gensler, en un video reciente.

Comparto la opinión, y las condiciones son tan malas que vería la adopción de un marco regulatorio como el único catalizador positivo potencial para las criptomonedas en este momento. Puede ser la única forma de atraer dinero al mercado, porque si la asociación BlackRock-Coinbase no logra entusiasmar a nadie respecto de las criptomonedas, entonces nada lo hará.

Nota Original:

Crypto’s Limp BlackRock Response Is a Clear Tell: Jared Dillian

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.