Responden a las últimas acusaciones al príncipe Andrés

Por Diezminutos.es
Photo credit: Getty

From Diez Minutos

La casa real británica se encuentra envuelta en una polémica que parece no tener fin. A pesar de haber retirado de la vida pública al duque de York, las acusaciones sobre posibles encuentros con una mujer menor de edad siguen persiguiendo al hijo de la reina Isabel II. Ahora, Viriginia Roberts, la mujer que acusó al duque de haber mantenido relaciones con ella siendo menor, ha concedido una entrevista a la BBC donde remarca las acusaciones y se reafirma en sus declaraciones.

En las declaraciones, la mujer se reitera diciendo que está segura de todo lo que ha dicho hasta ahora: "él sabe lo que pasó. Yo sé lo que pasó y solo uno de nosotros está diciendo la verdad, y sé que soy yo", remarca en las declaraciones que se han visto hasta ahora. Una acusación que ha necesitado de una respuesta oficial por parte de la familia real británica que, a pesar de sus esfuerzos, parece no deshacerse de esta fuerte polémica.

Photo credit: Getty Images

En un comunicado del que se han hecho eco varias cabeceras británicas, la casa real niega "enfáticamente que el duque de York haya tenido algún tipo de contacto sexual o relación con Virginia Roberts. Cualquier afirmación en contra de esto es falsa y carece de fundamento". Además, se habla de la amistad entre el príncipe Andrés y Jeffrey Epstein remarcando que se encuentra muy arrepentido de haber dado crédito al acusado.

"El duque de York lamenta inequívocamente su asociación mal juzgada con Epstein. Su suicidio dejó muchas preguntas sin respuesta, particularmente para sus víctimas. El duque simpatiza profundamente con aquellos afectados que desean cerrar la etapa. Es su esperanza que, con el tiempo, puedan reconstruir sus vidas. El duque está dispuesto a ayudar con cualquier investigación si fuera necesario. El duque ya ha declarado que no vio, presenció o sospechó ningún comportamiento similar al que condujo al arresto y condena de Jeffrey Epstein. Lamenta la explotación de cualquier ser humano y no aprobaría, participaría o alentaría tal comportamiento", prosigue el mensaje de Buckingham.