'Rescate en una cueva de Tailandia': la historia real de la miniserie de Netflix

·2 min de lectura
Photo credit: Sasidis Sasisakulporn - Netflix
Photo credit: Sasidis Sasisakulporn - Netflix

Las historias de supervivencia siempre causan gran conmoción en el mundo y, por tanto, cuando se adaptan a novelas y formatos audiovisuales, generan un gran impacto. La reproducción de una crisis natural o humana es un reto para realizadores de cine y televisión, que deben trasladar la situación límite a la pantalla con un cierto enfoque épico, para atrapar al espectador. Por eso, ficciones como el último lanzamiento de Netflix es tan llamativo como meritorio. Desde el jueves 22 de septiembre podemos descubrir la historia real de Rescate en una cueva de Tailandia.

Como ha ocurrido recientemente con ejemplos como Sigue respirando y Sin aliento, la nueva miniserie de Netflix apuesta por reflejar una situación límite que pone en riesgo la vida de los protagonistas. Aunque en cada caso varía el resultado, en esta ocasión nos aferramos a la historia real para presenciar, de forma ficcionada, lo que acabó en un final feliz. Rescate en una cueva de Tailandia repasa aquellos días de 2018 en los que, mientras el mundo observaba, un grupo de personas se unió para sacar a unos jóvenes futbolistas confinados en una peligrosa cueva antes de que se inundase por completo.

Rescate en una cueva de Tailandia: la historia real de la miniserie de Netflix

Aunque los espectadores vayamos a presenciar la historia real de Rescate en una cueva de Tailandia a través de una miniserie de 6 episodios, de 60 minutos cada uno, la misión real abarcó bastante más complejidad que lo que pueden reflejar 6 horas de metraje. Creados y escritos por Michael Russell Gunn y Dana Ledoux Miller, y dirigidos por Kevin Tancharoen y Baz Poonpiriya, los episodios se filmaron por completo en la mismísima cueva de Tham Luang, la de la historia original, y sus inmediaciones. Allí se reproducen, en una versión dramatizada, las desgarradoras vivencias del entrenador Ek y los doce integrantes de los Jabalíes Salvajes, un equipo de fútbol que quedó atrapado en 2018 en una cueva inundada cerca de Chiang Rai, Tailandia. Durante 9 días, más de 5.000 personas colaboraron en un rescate casi imposible.

La espera de los pequeños y su míster y la organización de las labores de salvamento conviven en Rescate en una cueva de Tailandia. La amenaza del aumento del nivel del agua además convirtió la misión en una lucha contrarreloj por lo que la serie ha potenciado el realismo por encima de cualquier otro criterio. De hecho, las escenas de buceo en la cueva cuentan con el Dr. Richard «Harry» Harris —el anestesista y buzo de cueva australiano que participó en el rescate— como el doble del actor que lo interpreta en la serie. La miniserie también incluye entrevistas de los verdaderos Jabalíes Salvajes, escenas en sus propias casas y objetos reales del rescate original.