La cura de humildad a través de los reporteros de guerra españoles en Ucrania

·4 min de lectura

Desde el 24 de febrero Europa tiene su mirada posada en Ucrania después de que el presidente ruso Vladímir Putin anunciara la invasión de dicho país. A partir de que estalló el conflicto numerosos periodistas y reporteros han exhibido su valentía y compromiso para documentar la tragedia e informar de la última hora. Un profesionalismo y sentido de trabajo que tiene nombres propios como el de Sol Macaluso, Sara Rincón o Laura de Chiclana quien ha relatado en Todo es mentira el infierno vivido en la ciudad de Járkov.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Decenas de profesionales de la comunicación cubren desde hace semanas la crisis humanitaria en curso de Ucrania. Aquí en España algunas periodistas como Sara Rincón usan las redes sociales para contar sobre el terreno lo que está pasando a la par que logran que los espectadores miren la guerra con otros ojos con sus crónicas televisivas. Sin embargo, antes que periodistas son personas a las que la contienda también les supera como dejó patente Laura de Chiclana en la última entrega emitida del programa vespertino presentado por Risto Mejide.

En la tarde de lunes 18 de abril la reportera de Informativos Telecinco conectó con el programa de Cuatro para contar cómo se encuentra, después de que tanto ella como el cámara Mariano Burattini experimentaran de cerca un bombardeo el domingo mientras informaban de la última hora desde Járkov donde el fuego ruso no cesa desde hace más de 50 días.

Tras el ataque ruso del domingo Laura de Chiclana confirmó en Todo es mentira que afortunadamente se encuentra bien, aunque su testimonio resultó cuanto menos impactante hasta para el propio presentador. Y es que la joven despojó sus emociones en directo, narrando la dura experiencia que supone para ella cubrir la guerra de Ucrania en la que muchos compañeros de profesión han resultado heridos e incluso han perdido la vida.

Mentiría si dijese que no estoy asustada, que no estoy mal porque lo que viví ayer fue una situación muy dura. Normalmente los periodistas acudimos a los lugares de los ataques una vez que han sucedido. En raras ocasiones ya estás dentro, pero es que nosotros ayer nos tocó estar bajo esas bombas. Entonces, el susto en el cuerpo lo tienes, los nervios, la angustia, el no saber qué va a pasar en una ciudad como esta te deja con el corazón encogido”, explicó primeramente Laura de Chiclana poniendo de relieve que sus jornadas de trabajo están resultando agotadoras.

De hecho, durante su conexión con Todo es mentira, la joven explicó con pelos y señales cómo vivió ella en primera persona este ataque mientras ejercía su trabajo: “Estábamos en el centro, rodeados por unos militares que nos iban a permitir grabar un reportaje. Nos pidieron que nos metiéramos en una boca de metro porque estábamos en ese momento en estado de alarma. Nos dijeron que esperáramos 30 minutos. Al pasar esos 30 minutos salimos y empezaron a bombardear. Nos metimos otra vez corriendo, asustados, cayéndonos por las escaleras. Fue un momento muy tenso. Cuando todo paró salimos y vimos esas columnas de humo.

La reportera relató que su infierno a pie de terreno no acabó ahí dado que cuando volvieron a salir a la calle el ataque no había acabado todavía: “Los ciudadanos seguían corriendo desesperados porque corriésemos a donde corriésemos las bombas seguían cayendo por las calles. Otros militares nos metieron en otro búnker, pero nos tuvieron que sacar porque ese era otro objetivo que, efectivamente, a los segundos de salir nosotros lo bombardearon.

Laura de Chiclana también comentó que cayeron proyectiles muy cerca del hotel en el que se alojaban, dando una lección de humanidad ante lo vivido: “Fue una situación muy tensa el ver esos cuerpos de esas personas fallecidas sacarlos, guardarlos en bolsas en las calles. Un momento muy duro porque lo viví en primera persona y era algo que no te esperas”. La periodista incluso se quitó la coraza que normalmente envuelve a estos profesionales y confesó a Risto Mejide que honestamente no había pegado ojo tras lo vivido. Así, reconoció que “las noches aquí son infernales porque escuchas toda esa lluvia de bombas caer y lo peor es que cada vez más cerca”.

A pesar de que esta periodista está sufriendo muchísimo en el ejercicio de su profesión por la crudeza de la guerra, dio una última lección al confirmar al presentador de Todo es mentira que de momento no tiene previsto regresar a España. “Hoy es el día 42 que llevo cubriendo la guerra y yo voy a seguir varias semanas más. Este es mi trabajo. Tengo que seguir enseñando lo que hay aquí porque la guerra no ha terminado. Aquí en el este se va a intensificar todo mucho más. Los rusos ya están aquí. Alrededor de la ciudad ya está habiendo combates en tierra entre rusos y ucranianos y la ciudad es un claro objetivo. Mi trabajo es seguir aquí en primera línea contando todo lo que pueda y mostrando lo que de verdad está sucediendo aquí.

El arrojo de Laura de Chiclana tras sentir la muerte en los talones recuerda también a la osadía de otros reporteros que son los ojos y los oídos de los espectadores que sintonizan la televisión española. Sin ir más lejos, otro de los emblemas de Mediaset es la periodista argentina Sol Macaluso que trabajó como corresponsal de esta contienda y que se hizo viral a raíz de compartir que su guía le había pedido que se quedara con su hija de 17 años porque él quería marchar al frente. Cabe destacar que, después de conquistar a los espectadores con su forma de contar los dramas humanos del país de Europa Oriental, decidió regresar a España e incluso profundizó en el Deluxe sobre su experiencia retrasmitiendo la guerra.

En suma, son muchos los profesionales desplazados al terreno que se han convertido en un hilo directo entre España y Ucrania y que, inevitablemente, se han erigido como la cara más humana de la catástrofe al narrar en primera persona no solo el drama de los refugiados sino también sus propios temores.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente