Los remedios caseros que recomiendan los dermatólogos para aliviar las quemaduras solares

·12 min de lectura
Photo credit: Marjan_Apostolovic - Getty Images
Photo credit: Marjan_Apostolovic - Getty Images

Este artículo ha sido revisado por la doctora Mona Gohara, dermatóloga certificada y mienbro de la Prevention Medical Review Board.

A estas alturas, ya lo tenemos más que aprendido: para evitar las quemaduras solares usa protector solar con un FPS alto y reaplica regularmente. Hay montones de opciones, como protectores solares en stick, protectores solares para pieles con tendencia al acné, protectores solares para el pelo... ¡todo lo que quieras! Aunque si puedes lo mejor es que te quedes a la sombra todo lo que puedas cuando estés al aire libre e incluso que te pongas un sombrero para el sol, si te animas.

Pero lo sabemos, aún así en ocasiones las quemaduras solares ocurren también a las personas cuidadosas. Tal vez se te haya escapado un punto de la crema solar o hayas olvidado reaplicarla con la frecuencia necesaria. En cualquier caso, eso puede hacer que busques desesperadamente en Google "cómo deshacerse de las quemaduras solares rápidamente" e "ideas para aliviar las quemaduras solares" después de que tu piel adquiera un bonito tono de langosta.

Seguramente lo que más te gustaría sería volver atrás en el tiempo y solucionar tu problema solar, pero el daño ya está hecho. Te has quedado con la piel seca, roja, incómoda y quizás incluso dolorosa. No puedes volver atrás, vale, pero sí puedes tomar medidas para aliviarte ahora mismo.

Aunque la prevención es fundamental, tratar las quemaduras solares hay ciertos remedios caseros que pueden ayudarte a sentirte mejor rápidamente. Favorecerás la curación de tu piel, reducirás el enrojecimiento y el dolor, y aprenderás la última lección: la protección solar es imprescindible. Aquí tienes los remedios sencillos para las quemaduras solares que realmente funcionan.

Un baño para calmar las quemaduras

Photo credit: laflor - Getty Images
Photo credit: laflor - Getty Images

Deja a un lado el jabón

Después de un largo día al sol lo primero que quieres hacer es meterte en el agua y frotar para quitarte restos de crema, sudor y sal o cloro, pero deberías pensártelo dos veces antes de echarle espuma. Sumergirse en un baño de burbujas y usar jabón puede resecar e irritar la piel quemada por el sol. ¿La mejor opción? Un baño frío (sin burbujas).

Si sí o sí quieres usar jabón, elige algo suave como Johnson's Baby Cotton y acláralo todo con cuidado: los restos de jabón pueden ser extremadamente secos, lo que sólo hará que tu quemadura solar se sienta peor.

Sumérgete en avena calmante

Otro remedio para las quemaduras solares: añade avena a tu baño. Las investigaciones demuestran que la avena coloidal ayuda a reducir la inflamación y el picor, dice el dermatólogo certificado Michael Schreiber.

También puedes simplemente moler avena en tu procesador de alimentos y añadirla a tu bañera. Mezcla el tratamiento de avena con el agua fría del baño y sumérgete durante 15 o 20 minutos. Después, sécate suavemente la piel con una toalla limpia. Frotar la piel para secarla sólo la irritará más.

Calmar la piel inflamada

Photo credit: Image(s) by Sara Lynn Paige - Getty Images
Photo credit: Image(s) by Sara Lynn Paige - Getty Images

Busca hielo

Sigue tu impulso de buscar algo frío, pero asegúrate de hacerlo bien. Envuelve una bolsa de hielo en un paño húmedo y mantenla sobre la quemadura. Esto absorberá parte del calor de la piel, contraerá los vasos sanguíneos y reducirá la hinchazón.

El agua helada también es una opción. Vierte agua y hielo en un cuenco, empapa un paño en el líquido y colócalo sobre la quemadura. Repite este proceso cada pocos minutos mientras el paño se calienta. Aplique la compresa varias veces al día durante 10 a 15 minutos para obtener un alivio rápido, dice el Dr. Schreiber.

O, en su defecto, verduras congeladas

Si es necesario también puedes improvisar, dice el dermatólogo certificado Frederic Haberman del Haberman Dermatology & Cosmetic Center de Nueva York y Nueva Jersey. "Puedes incluso coger una bolsa de guisantes congelados, por ejemplo, y utilizarla. Pero asegúrate de envolverla primero para no colocar el paquete helado directamente contra tu piel".

Calma tu piel con té

El ácido tánico del té verde y negro puede ayudar a eliminar el calor de las quemaduras solares, mientras que las catequinas (un compuesto antioxidante) reparan los daños de la piel, según demuestran las investigaciones. Esto puede ser especialmente útil si te has quemado alrededor de la zona sensible de los ojos. Basta con remojar dos bolsas de té en agua fría y colocarlas sobre los ojos cerrados para reducir la hinchazón y ayudar a aliviar el dolor.

Aliviar el picor

Photo credit: Tim Grist Photography - Getty Images
Photo credit: Tim Grist Photography - Getty Images

Utiliza un polvo específico para aliviar el picor

Si te pica la quemadura, añade un paquete de polvos Domeboro Soak Rash Relief a tu compresa de agua helada, sugiere el doctor Thomas Gossel, profesor de farmacología y toxicología de la Ohio Northern University. El acetato de aluminio del polvo evita que la piel se reseque o pique demasiado.

Aplica hidrocortisona en crema

Minimiza el picor, calma la irritación de la piel y reduce la inflamación con una loción, spray o pomada tópica que contenga hidrocortisona al 1%.

La hidrocortisona tiene propiedades antiinflamatorias, lo que significa que reducirá el enrojecimiento y aliviará el dolor de las quemaduras solares leves, dice el dermatólogo Coyle S. Connolly, de Connolly Dermatology en Nueva Jersey. "Utilízala 2 o 3 veces al día", dependiendo de la gravedad de la quemadura, dice.


Hidratar (y curar) la piel seca

Photo credit: joannawnuk - Getty Images
Photo credit: joannawnuk - Getty Images

Bebe mucha agua

Necesitas beber mucha agua para ayudar a contrarrestar los efectos de sequedad de una quemadura solar, dice Gossel. Pero si no puedes engullir lo suficientemente rápido, come frutas y verduras hidratantes, como la sandía, el pepino, las fresas, los tomates, el pomelo y el melón, que contienen más de un 90% de agua.

Hidrata estratégicamente

Una vez que te hayas duchado, aplícate un aceite de baño natural. Deja que se absorba durante un minuto y, a continuación, aplica una crema o loción hidratante, como Eucerin Skin Calming Lotion, para fijar la hidratación. Este es un paso importante, dice el dermatólogo Rodney Basler, o puede encontrarte con que tu piel se vuelva más seca que antes. Para un mayor alivio, enfría tu crema hidratante en la nevera antes de aplicarla. Evita los productos que contengan petróleo (como la vaselina), ya que pueden atrapar el calor.

Échate aloe vera

Si este remedio para las quemaduras solares es tan famoso y conocido es por una razón. "Estamos empezando a ver en estudios médicos pruebas de que el aloe vera puede ayudar realmente a la cicatrización de las heridas", dice el Dr. Basler. Si tienes una planta de aloe, sólo tienes que romper una hoja y aplicar el jugo. El gel de aloe vera puro y orgánico es lo mejor, sobre todo si lo enfrías. Busca uno que no contenga alcohol, colorantes ni fragancias que puedan irritar aún más la piel. (Consulta el mejor gel de aloe vera para tus quemaduras solares).

Prueba el aceite de coco

En caso de urgencia puedes probar a utilizar aceite de coco en tus quemaduras solares, pero no en las más recientes. Utiliza el aceite de coco orgánico prensado en frío sólo después de que las ampollas hayan remitido y la quemadura haya llegado al final de su proceso de curación (de lo contrario, podrías atrapar el calor, y eso no es deseable).

Prueba siempre primero un trozo de tu piel para asegurarte de que no tienes ninguna reacción indeseada. ¡Ah! Y evita utilizar el aceite de coco en la cara si eres propenso al acné, ya que puede obstruir los poros y provocar brotes.

Minimizar el dolor y la irritación

Photo credit: Barcin - Getty Images
Photo credit: Barcin - Getty Images

Infla tu colchón hinchable

Sabemos que dormir con una quemadura solar puede ser todo un reto, pero es importante descansar para que tu cuerpo se recupere. Prueba a espolvorear polvos de talco en tus sábanas para minimizar el roce y la fricción, sugiere el Dr. Haberman. Un colchón de aire también puede ayudarte a dormir más fácilmente, ya que retiene menos calor. Consejo profesional: si se queman las piernas o los pies, eleva las piernas por encima del nivel del corazón para ayudar a reducir la hinchazón, dice el Dr. Basler.

Tómate una aspirina

Este viejo truco puede ayudarte a aliviar el dolor, el picor y la hinchazón de una quemadura leve o moderada. "Tome dos comprimidos cada 4 horas", dice el Dr. Basler. El paracetamol y el ibuprofeno funcionan igual de bien; sigue las instrucciones de la etiqueta para las dosis.

Evita todo lo que termine en '-caina'

Si tu quemadura es leve, un anestésico de venta libre puede parecer una buena idea, pero debes evitar los productos que contienen benzocaína o lidocaína, ya que pueden irritar tu piel, según la Academia Americana de Dermatología (AAD).

Utiliza tejidos ligeros

Utiliza tejidos suaves y cómodos como el algodón mientras se cura la quemadura para minimizar cualquier roce doloroso que pueda irritar aún más tu piel.

Resiste el impulso de pelar tu piel

Las ampollas son un signo de daño grave y deben tratarse con cuidado. Si te molestan y sólo cubren una pequeña zona, puedes drenarlas con cuidado, dice el Dr. Basler. Sin embargo, no despegue la piel superior; tendrá menos molestias y peligro de infección si el aire no entra en contacto con las sensibles terminaciones nerviosas.

Para drenar el líquido, primero hay que esterilizar una aguja manteniéndola sobre una llama. A continuación, pincha el borde de la ampolla y presiona suavemente en la parte superior para que salga el líquido.

Hazlo tres veces en las primeras 24 horas y luego deja las ampollas tranquilas, dice el Dr. Basler. En caso de duda, acuda a su dermatólogo si cree que la descamación de la quemadura solar puede presentar signos de infección, como hinchazón excesiva o pus.

Intenta dejar las ampollas de quemaduras solares en paz

Una quemadura solar grave puede producir ampollas. Y, aunque es tentador querer reventarlas, en realidad es mejor dejarlas tranquilas, dice la doctora Susan Massick, dermatóloga certificada del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio. "La piel puede seguir actuando como una tirita natural, así que no intentes quitar o molestar las ampollas", dice. "Si las ampollas son realmente grandes y están llenas de líquido, pueden drenarse, pero deja la piel de la ampolla en su sitio".

Es decir, puedes utilizar una aguja estéril para reventar las ampollas, pero no debes despegar la piel que está en la parte superior de la ampolla; está ahí para proteger la piel en carne viva que hay deba

Cómo prevenir una quemadura

Aunque estos remedios para las quemaduras solares pueden ayudar, no cometas el mismo error dos veces. Después de la quemadura la piel tarda de 3 a 6 meses en volver a la normalidad, dice el Dr. Schreiber. "Cuando te quemas con el sol, y la capa superior de la piel se desprende, la nueva piel expuesta es más sensible que nunca. Eso significa que te quemarás aún más rápido que antes si no tienes cuidado".

Sé consciente de tu exposición al sol y protégete aplicando un protector solar. Busca una fórmula de amplio espectro con un mínimo de SPF 30, idealmente con un fuerte bloqueador físico como el óxido de zinc o el dióxido de titanio, dice el doctor Norman Levine, dermatólogo en Tucson, Arizona.

Aplica tu protector solar de forma generosa unos 30 minutos antes de salir al exterior incluso si está nublado, y no olvides proteger los labios, las manos, las orejas y la nuca. Vuelve a aplicarlo cada dos horas. El uso de ropa protectora, como sombreros, camisetas ligeras de manga larga y prendas de abrigo, también puede ayudar a mantener la piel protegida.

¿Qué le pasa a tu piel cuando te quemas?

Hay varias razones por las que puedes sufrir una quemadura solar. La primera es la más básica: los rayos del sol simplemente son dañinos para la piel, dice el Dr. Massick.

"La luz solar es una combinación de rayos ultravioleta A y ultravioleta B: Los UVB (de longitud de onda más corta) afectan a las capas superficiales de la piel y son los principales responsables de las quemaduras solares, mientras que los UVA (de longitud de onda más larga) pueden penetrar más profundamente y son la principal causa de las arrugas", afirma.

Las quemaduras solares son una reacción a los rayos UV en la piel, explica el Dr. Massick. "Demasiado sol puede dañar las células de la piel más allá de lo que el cuerpo puede reparar de forma natural, haciendo que esas células mueran", dice. "Esto desencadena una reacción inflamatoria, en la que los vasos sanguíneos se dilatan y las células inflamatorias acuden a ayudar". Como resultado, la piel empieza a ponerse rosa y roja.

"Esta cascada inflamatoria puede tardar entre cuatro y seis horas en acelerarse o hacerse notar, por lo que puedes sufrir una quemadura solar y no darte cuenta", dice el Dr. Massick. "Una vez que la reacción inflamatoria se pone en marcha, sentirás hinchazón y dolor y notarás el enrojecimiento de la piel".

Señales de que tu quemadura solar es realmente mala

Cuando tengas una quemadura solar, probablemente notarás que tu piel está roja e inflamada y que se siente caliente, dice el Dr. Massick. Por desgracia, puede empeorar antes de mejorar. Estos son los principales signos de una quemadura solar grave, según el Dr. Massick:

  • Te duele la piel

  • Tienes hinchazón

  • Tu piel presenta ampollas

  • Tienes fiebre y escalofríos

  • Estás deshidratado

Cómo proteger tu piel después de una quemadura

Si tienes una quemadura de sol lo mejor es que intentes quedarte en casa hasta que la piel se cure, lo que puede durar desde unos días hasta una semana, dice el Dr. Massick.

Pero si necesitas estar fuera sí o sí, hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de proteger tu piel de daños adicionales. "Les digo a los pacientes que siempre deben permanecer a la sombra y llevar un sombrero, así como un FPS adecuado, tanto si se están curando de una quemadura solar como si no", dice la doctora Kate Foster, dermatóloga del Hospital Infantil Spectrum Health Helen DeVos.

Las telas bien tejidas son las que mejor funcionan en este caso, de modo que cuando se sostenga la camisa frente a una luz brillante, no se debería ver que brilla a través de ella, dice la dermatóloga.

"Ten paciencia, la piel se curará con el tiempo", dice el Dr. Massick.

¿Cuándo debería ir al médico para aliviar el dolor de tus quemaduras solares?

Algunas quemaduras son demasiado graves para ser tratadas en casa, dice el Dr. Basler. Consulte a un médico si experimenta náuseas, escalofríos, fiebre, desmayos, ampollas extensas, debilidad general, manchas de coloración púrpura o picores intensos. Tenga en cuenta que si la quemadura parece extenderse, podría tener una infección que agrave el problema.

También debe ponerse en contacto con su médico si está tomando medicamentos recetados. Algunos fármacos, como los antibióticos, los tranquilizantes y los antifúngicos, pueden aumentar la sensibilidad al sol y provocar reacciones, dice el Dr. Basler. Los anticonceptivos orales, los diuréticos, los medicamentos para la diabetes e incluso los protectores solares que contienen PABA también pueden aumentar el riesgo de quemaduras solares.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente