El reloj de buceo perfecto existe: TAG Heuer Aquaracer Professional 1000 Superdiver

·3 min de lectura
Photo credit: TAG HEUER
Photo credit: TAG HEUER

No es nada fácil hacer un buen reloj de buceo. Las condiciones submarinas que tiene que cumplir una pieza así son tan perfectas que requieren de un trabajo técnico impecable, amén de unas características estéticas que permitan que ese mismo reloj 'sobreviva' a las mil maravillas también fuera del agua. TAG Heuer comenzó a renovar desde finales del año pasado su colección Aquaracer, aquella destinada al buceo de la misma forma que a la vida diaria. Y podemos decir sin miedo a equivocarnos que el trabajo ha sido espectacular, en el que se nota especialmente el impulso que ha dado a esta colección el CEO de TAG Heuer, Frédéric Arnault. Una mezcla perfecta de funcionalidad y elegancia para convertir a los Aquaracer en unos de los relojes más interesantes de este año.

Primero se presentó el Aquaracer Professional 300 a finales de 2021; a comienzos de este año llegó el turno del Aquaracer Professional 200 y durante la feria Watches&Wonders celebrada en abril se mostraron en primicia los siguientes miembros de la familia: 300 Orange Diver, 200 Solargraph y 1000 Superdiver. Cada cual más espectacular.

Photo credit: TAG HEUER
Photo credit: TAG HEUER

La isla de Ibiza fue el escenario elegido para que unos pocos privilegiados pudiéramos comprobar el funcionamiento in situ de este último, una "auténtica bestia de los mares", como lo definió Manu San Félix, biólogo marino, explorador de National Geographic y embajador de TAG Heuer, antes de explicarnos lo útil que es para un buceador profesional un reloj como el TAG Heuer Aquaracer Professional 1000 Superdiver, de presencia rotunda, robusto en su construcción, perfectamente legible y con una elegancia y ligereza como pocos relojes de buceo de estas características, que como su propio nombre indica puede aventurarse hasta un kilómetro de profundidad en el mar, una experiencia sólo apta para los buceadores más expertos.

Photo credit: TAG HEUER
Photo credit: TAG HEUER

Su caja tiene 45 mm de diámetro y un grosor de 15,75 mm, perfecto para resistir la presión submarina y para quedar perfectamente en la muñeca fuera del agua. Una de las grandes novedades es la incorporación del calibre TH30-00, manufacturado en exclusiva para TAG Heuer por Kenissi, uno de los fabricantes de movimientos más prestigiosos del mundo. Otro aspecto importante que cambia respecto a sus 'hermanos' son las agujas, sobre todo la de horas, con forma de flecha y más imponente para una mejor visibilidad. Las agujas de minutos y segundos son de color naranja, para que destaquen más bajo el agua. No obstante, el color predominante en este TAG Heuer Aquaracer Professional 1000 Superdiver es el naranja, el color de la seguridad marítima y el opuesto al azul en el círculo cromático. Tanto las agujas como los índices y el bisel de cerámica están tratados con el grado más alto de Super-Luminova®, el SLN Grade X1, que es extremadamente potente y brillante y permite una legibilidad óptima en la oscuridad.

Photo credit: TAG HEUER
Photo credit: TAG HEUER

En este modelo también se ha añadido un protector de corona y, por supuesto, una válvula de escape de helio, imprescindible para que el reloj no sufra daños durante la descompresión obligatoria que se debe llevar a cabo al ascender a la superficie.

Todas estas características las pudimos observar durante una mañana de submarinismo en la costa de Formentera gracias al Centro de Buceo Vellmari, que nos permitió además observar un imponente paisaje de posidonias en la isla, el alga marina que Manu San Félix lleva investigando y cuidando desde hace 40 años.

Photo credit: TAG HEUER
Photo credit: TAG HEUER
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente