Reino Unido elimina las restricciones esenciales contra el Covid-19

·2 min de lectura

El gobierno británico levantó las medidas del uso obligatorio de mascarillas y el certificado Covid dado la baja en las cifras de contagios. Esta relajación es parte del proceso de abandono del ‘Plan B’, denominado por el Ejecutivo, que apunta a conseguir una “normalidad completa”.

Luego de duras semanas de una nueva ola de contagios por la variante Ómicron, Reino Unido decidió relajar las restricciones contra el Covid-19 este jueves 27 de enero.

Las nuevas medidas comprenden que el uso de las mascarillas dejará de ser obligatorio en todo el territorio y será “una cuestión de juicio personal”, según explicó un portavoz del Gobierno. Esta determinación no incluye lugares abarrotados, espacios cerrados y donde estén en contacto con desconocidos. En esos casos continuará el deber de usar la mascarilla.

Además, los pasaportes Covid, que certificaba el estado de vacunación de cada individuo para verificar si estaba habilitado o no para ingresar en diversos establecimientos, ya no serán un requisito legal en Inglaterra.

Sin embargo, habrá excepciones luego de que las tiendas, los supermercados y los operadores ferroviarios indicaron que continuarán exigiendo a los civiles que usen tapabocas en interiores, pese a que el anuncio del Ejecutivo apunta lo contrario.

Estas normas fueron suprimidas con motivo del compromiso adquirido por el primer ministro, Boris Johnson, de transitar un camino hacia la “completa normalidad”. La semana pasada, en la Cámara de los Comunes, el premier afirmó que el cuerpo científico consideraba “que es probable que la ola de la variante Ómicron ya haya superado su punto máximo”.

La relajación de las medidas que componían el denominado ‘Plan B’ del Gobierno, que entró en vigencia en diciembre último, se produce luego de revisar en los datos oficiales de la semana pasada, considerando la tasa de infecciones, la eficacia de la vacunación, las presiones hacia el sistema público sanitario (NHS), conducta pública y juicio de científicos. Johnson había indicado que era momento de, progresivamente, “volver al Plan A en Inglaterra y permitir que expiren las regulaciones del Plan B”.

Sadiq Khan, alcande de Londres, informó que las mascarillas seguirán siendo requeridas en los servicios de Transporte de la capital británica y les pidió a los ciudadanos que sean responsables y “hagan lo correcto”. Entretanto, las organizaciones privadas conservarán el derecho de pedir el certificado covid a los visitantes.

La reciente decisión del Gobierno se suma a las instrucciones de abandonar el teletrabajo siempre que se pueda y a la utilización de tapabocas en los alumnos de secundaria dentro del aula, las cuales ya habían sido eliminadas.

Este jueves, las cifras oficiales arrojadas por el ministerio de salud indican que en Reino Unido hay 96.871 casos positivos y 338 muertes en las últimas 24 horas.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente