La reina Letizia, con un llamativo tocado sevillano en el funeral de Isabel II

·3 min de lectura
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images

El funeral de Estado de Isabell II ha dejado una imagen que ya es histórica. Los reyes Felipe y Letizia se han sentado junto a los reyes eméritos Juan Carlos I y doña Sofía en la Abadía de Westminster, donde se han reunido más de 2.000 invitados para despedir a la monarca británica. La que era una de las incógnitas de la jornada ha quedado despejada cuando, siguiendo el protocolo, los cuatro han tomado asiento en frente al féretro en la segunda fila. Desde que el rey emérito abandonara España para mudarse a los Emiratos Árabes Unidos en agosto de 2020 no se les había vuelto a ver a los cuatro juntos y, de hecho, la última aparición pública de los dos matrimonios tuvo lugar en funeral de la infanta Pilar a finales de enero de aquel año.

Para la ocasión, la reina Letizia eligió un sencillo vestido negro de manga larga por debajo de la rodilla y botones en el hombro que marcaba discretamente su cintura con un cinturón muy fino y que está firmado pro Carolina Herrera, una de las firmas recurrentes de su armario. Además de un bolso, guantes de piel, salones de tacón negros de

Manolo Blahnik y las medias tupidas que marca el protocolo, la reina escogió un tocado que se convirtió en lo más llamativo de su elección. La pieza, creada por la firma sevillana Cherubina en la que ya ha confiado con anterioridad, está compuesta por un casquete realizado en bouclé con gran lazada en la parte posterior y un velo fruncido antiguo que cubría parcialmente el rostro de la reina. Como joyas escogió sus pendientes con forma de pluma de Chanel, una de sus piezas favoritas y que atesora desde 2015.

Doña Letizia y el rey Felipe llegaron a la abadía de Westminster junto a los reyes Abdalá y Rania de Jordania. La reina hachemita, siempre aplaudida por sus elecciones estilísticas, optó en esta ocasión por un abrigo con detalle de volante y cinturón, salones con pulsera en el empeine y también un tocado similar al de la reina Letizia compuesto por casquete y una pequeña redecilla.

Photo credit: Samir Hussein - Getty Images
Photo credit: Samir Hussein - Getty Images

Los reyes llegaron a Londres la pasada tarde del domingo en un Falcon del Ejército acompañados por la reina Sofía. Si bien el rey emérito llegó por su lado desde Emiratos Árabes, él y Doña Sofía se alojaron en el mismo hotel de la capital británica y se les pudo ver intercambiando palabras durante el funeral de Isabel II. Don Felipe y doña Letizia, por su parte, durmieron en la residencia del embajador.

Photo credit: Gareth Cattermole - Getty Images
Photo credit: Gareth Cattermole - Getty Images

La imagen de los dos matrimonios juntos no volverá a repetirse la tarde de este lunes, ya que solo el rey y su madre, doña Sofía, acudirán al servicio religioso que tendrá lugar a lo largo de la tarde en el Castillo de Windsor. Ni don Juan Carlos ni Doña Letizia asistirán a este evento, que contará con fuertes medidas de seguridad. La reina Letizia, además, tiene previsto volar a Nueva York, donde participará en eventos de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Vídeo | Felipe VI y su padre, juntos en público por primera vez en dos años