La reina Letizia deslumbra de nuevo con un elegante vestido blanco camisero

·2 min de lectura
Photo credit: Casa Real
Photo credit: Casa Real

Y con este último estilismo, ya son tres con los que la reina Letizia ha derrochado su estilo por las calles de la ciudad de la Gran Manzana. Su Majestad pone punto y final a su breve estancia en Nueva York y a los compromisos oficiales por los que ha acudido. Este último, un encuentro con investigadores españoles en materia de lucha contra el cáncer en el Instituto Cervantes con motivo del Día Mundial de la investigación sobre esta enfermedad, Una de las causas en las que está más involucrada, para más tarde acudir a la Universidad de Columbia y encontrarse con la primera dama, Jill Biden.

De nuevo, al igual que su primera propuesta a su llegada a Nueva York, Letizia se ha decantado por la elegancia y sofisticación de los vestidos blancos en un look working de categoría. El primero de ellos, uno de los diseños de Carolina Herrera más despuntados de su vestidor, y, este último, una pieza de estreno firmada por Ralph Lauren que, seguro, se convertirá en otra de sus prendas más aclamadas.

Se trata de un elegantísimo vestido con cuerpo camisero y falda plisada cuyo favorecedor modelo simula un conjunto formado por dos partes completamente diferentes que demuestra que, a estilo, no le gana nadie.

Photo credit: Casa Real
Photo credit: Casa Real
Photo credit: Casa Real
Photo credit: Casa Real

Así, la monarca escogía para poner el broche de oro final a su visita exprés un diseño de la colección anterior de la firma estadounidense (claro guiño) con estilo camisero con cuello inglés elaborado en crepé vaporoso, botones de nácar y manga larga (que decidió llevar remangada) como pieza perfecta para su despedida y visita al presidente y a la primera dama de los Estados Unidos.

El modelo lleva incorporado un cinturón a juego con una original hebilla de "aire militar", como definen desde la enseña, en la que aparece el logo de la misma. Pero por desgracia, ya no está disponible.

Lo completó muy acertadamente con accesorios en camel, destacando sobre todo el bolso 'Mini Doma Insignia Crossbody' de Carolina Herrera, también de estreno, elaborado en piel de Mocán y los elegantes zapatos de tacón que pertenecen también a la diseñadora.