La reina Letizia apuesta por el blanco con un vestido que estrenó en 2016

CARMEN RAYA | WOMAN.ES


Reciclar es uno de sus puntos fuertes.

Continúa la visita de Estado oficial a Cuba de los reyes de España. La reina Letizia y el rey Felipe VI se encuentran en La Habana asistiendo a los que están siendo sus primeros actos públicos tanto juntos como por separado.

Tras despedirse de Madrid con una chaqueta de estampado de pata de gallo que todas ansiamos, poner un pie en el aeropuerto José Martí en La Habana con un vistoso vestido-camisero con estampado de cebra y realizar una ofrenda floral en la plaza de la Revolución con un vestido de lunares, ahora la reina Letizia ha vuelto a reciclar una de sus prendas más alabadas. 

Se trata de un vestido blanco sin mangas, escote de pico y falda de vuelo con brocado floral de Carolina Herrera, que estrenó en julio de 2016 cuando acudió a la 25ª edición de los Premios FEDEPE y que repitió en la entrega del Premio Nacional de Moda un año más tarde. 

En los pies, la reina Letizia ha optado por la comodidad de unas alpargatas de esparto de la firma 'Mint and Rose', que curiosamente son las mismas que la vimos lucir en varias ocasiones durante sus vacaciones estivales en Mallorca. Un look con el que ha visitado la Escuela Taller “Gaspar Melchor de Jovellanos” donde se desarrollan proyectos con la Cooperación Española, y después se desplazó a pie hasta el Convento de San Francisco cuya construcción comenzó en el siglo XVI, donde recorrió los claustros restaurados. 

Tras terminar este recorrido, el rey Felipe VI se unía a su esposa para continuar explorando esta parte de la ciudad y ambos decidían lucir sendas gafas de sol para proteger su mirada.