La reina Isabel y su esposo Felipe celebran su 73 aniversario de bodas

·2 min de lectura
La reina británica Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, celebran su 73 aniversario de bodas
La reina británica Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, celebran su 73 aniversario de bodas

LONDRES, 20 nov (Reuters) - La reina Isabel y el príncipe Felipe del Reino Unido celebraron el viernes su 73 aniversario de bodas, una ocasión que no pudieron compartir con su familia debido a que Inglaterra se encuentra actualmente bajo restricciones por coronavirus.

Isabel, de 94 años, y Felipe, de 99, se casaron el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster, justo dos años después del final de la Segunda Guerra Mundial.

"Gracias a todos por sus amables deseos en el 73 Aniversario de Bodas de la Reina y el Duque de Edimburgo", dijo el Palacio de Buckingham en Twitter.

Para conmemorar la ocasión, el Palacio de Buckingham publicó una fotografía de una monarca sonriente y su esposo mirando una tarjeta hecha por sus bisnietos, los príncipes Jorge y Luis y la princesa Carlota, junto a otras tarjetas y cartas de felicitación.

La foto fue tomada en el Castillo de Windsor, la residencia de la reina en el oeste de Londres, donde la pareja está pasando la cuarentena.

En un guiño a sus primeros días de matrimonio, Isabel llevaba un broche de cristantemo, hecho de zafiros y diamantes, que usó para fotos tomadas en Broadlands, en el sur de Inglaterra, durante la primera parte de su luna de miel.

La pareja se conoció cuando ambos asistieron a la boda de la prima de Felipe, la princesa Marina de Grecia, con el tío de Isabel, el duque de Kent, en 1934.

Felipe llamó la atención de su futura esposa cuando la princesa de entonces 13 años hizo una visita a sus padres en el Royal Naval College de Gran Bretaña en Dartmouth, en el sudoeste de Inglaterra, donde él era cadete.

Si bien los analistas de la realeza dicen que Isabel y Felipe han tenido sus altibajos como cualquier pareja casada, no han tenido las tribulaciones de tres de sus cuatro hijos, cuyos matrimonios han terminado en divorcio, siendo el más renombrado el del príncipe Carlos con su difunta primera esposa, la princesa Diana.

"La principal lección que hemos aprendido es que la tolerancia es el ingrediente esencial de cualquier matrimonio feliz", dijo Felipe en un discurso en el 50 aniversario de boda en 1997.

"Puede que no sea tan importante cuando las cosas van bien, pero es absolutamente vital cuando las cosas se ponen difíciles. Lo pueden ver en mí. La reina posee la cualidad de la tolerancia en abundancia", agregó.

(Información de Michael Holden. Editado en español por Lucila Sigal)