La Reina despide un año con gestos muy románticos

Por Ana Gómez Viñas
Photo credit: Jesus Briones

From Diez Minutos

A punto de despedir 2019, recojo en este post los recuerdos que nos ha dejado 2019, un resumen gráfico de detalles románticos y familiares. Han sido muchos, pero voy a seleccionar. Imprescindible, al echar la vista atrás, el viaje de los Monarcas a Cuba, histórico y referencial. Sin embargo, me quedo con una imagen de apertura más familiar: el estreno de la princesa Leonor, en octubre, en los premios que llevan su nombre. La expectación era máxima en Oviedo. Fue un privilegio ser testigo del debut de la Heredera.

Photo credit: Gtres

Estábamos en el Teatro Campoamor con los nervios típicos del estreno. La ceremonia se centró en los cuatro minutos que duró la intervención de la Princesa. Con sus palabras (“llevo sangre asturiana”), emocionó a su madre, doña Letizia, y a sus dos abuelas, doña Sofía y Paloma. Los abrazos que sucedieron después de su discurso fueron la respuesta a muchas emociones. Sus padres no podían estar más orgullosos. Su hermana, Sofía, aplaudía.

Photo credit: Gtres

Busco en el archivo fotográfico los gestos más románticos de los Monarcas a lo largo de este año y encuentro un beso, el que le dio Felipe VI a doña Letizia cuando le hizo entrega del Premio del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género 2019 a la personalidad más destacada, en la sede del Consejo General del Poder Judicial, en noviembre. Fue un beso rápido, espontáneo y esperado. Me acuerdo de aquel día. La Reina estaba contenta y emocionada.

Photo credit: Gtres

Otro beso. Esta vez fue doña Letizia quien felicitó a su marido al recibir el prestigioso World Peace and Liberty Award, en el Teatro Real de Madrid. Don Felipe sostenía su premio y en un impulso doña Letizia, de puntillas, abrazó a su marido y le besó. Este gesto, cariñoso e infrecuente en público, me conquistó en febrero. El instante fue muy aplaudido, por natural y verdadero.

Photo credit: Gtres

Un paseo por las calles de la Habana. Cuba nos dejó una de las imágenes más románticas de Felipe VI y Letizia: los Reyes, de la mano, paseando por las calles de la Habana Vieja y por la Plaza de la Catedral. Iban relajados y contentos. Fue el primer viaje de Estado de un Rey español a Cuba, que coincidió con el 500º aniversario de la fundación de la capital isleña.

Photo credit: Gtres

A estos gestos, se suma un detalle delicado y meditado. En Marruecos, la Reina nos sorprendió con un equipaje brillante. Entre todos sus looks, doña Letizia recuperó un traje pantalón para recordar. Escogió el 14 de febrero para rescatar el inolvidable Armani que lució el día de su pedida, el 6 de noviembre de 2003. ¡Qué sorpresa tan agradable y romántica para un San Valentín! 16 años han pasado desde aquel día en que se hizo oficial el compromiso del entonces Príncipe con Letizia. Un detalle muy pensado.

Photo credit: Gtres

El anillo del año lo firma Karen Hallam. De todas las joyas que ha lucido la Reina este año, se lleva la palma el anillo de la británica Karen Hallam. 114 euros. Una pieza muy sencilla y versátil que doña Letizia ha lucido de forma permanente desde abril, en una comida con motivo de la entrega del Premio Cervantes, en el Palacio Real de Madrid. El anillo ha cambiado de dedo, pero no de mano: siempre en la izquierda. Meses después supimos, según publicó La Razón, que se trataba de un regalo de sus hijas, Leonor y Sofía. De ahí la carga sentimental de la sortija y de ahí que no se separe de ella.





Photo credit: Gtres