Regreso triunfal de Christie Brinkley a Sports Illustrated

Christie Brinkley junto a sus hijas Alexa y Sailor. SI

Christie Brinkley hizo su debut en la tapa de la edición de trajes de baño de Sports Illustrated en 1979 y estableció un récord al adornar dos números corridos al aparecer al año siguiente. Por décadas la legendaria modelo continuó participando viajando alrededor del mundo para posar con sus pequeños bikinis hasta que se retiró en 2004.

Ahora, a los 63 años, Brinkley regresa a las páginas de la popular publicación, pero no lo hace sola. Ella está acompañada de sus dos hijas Alexa Ray Joel, de 31 años, y Sailor Brinkley Cook, de 18.

Christie luce como si el tiempo no hubiera pasado. SI

La rubia admite que tuvo sus dudas de participar, pero la compañía de sus hijas fue el factor decisivo. “Primero pensé: ‘¿A mi edad? ¡Para nada!’. Cuando cumplí 30 me dije que era la última vez que posaba en una trusa de baño. Cuando esta edición salga tendré 63 y pensé que había dejado estos días atrás, pero el poder hacerlo con mis chicas, me animó a hacerlo otra vez”, indicó a la revista People.

Brinkley dijo que el apoyo de sus hijas fue clave, pero no fue la única que necesitó un empujón. Mientras que Sailor ha hecho trabajos en modelaje, Alexa no estaba muy convencida y tuvo que ser “alentada a tratar cosas nuevas”.

La espigada rubia admite que batalla sus propias inseguridades, pero espera que este turno en traje de baño propicie una discusión franca de la edad en la industria del entretenimiento y modelaje. “En un país que hay tanta discriminación de edad, a la gente le gusta ponerte una etiqueta. Las mujeres se sienten muy limitadas por sus números. A nivel personal, pensé que si puedo hacer esto, tal vez ayudo a definir esos números y remover en algunos el miedo a envejecer”, indicó.

¿Qué opinas de Christie posando a los 63?