El regreso de Carice Van Houten (y no es como Melisandre)

Por Nora Cámara
Photo credit: Sky

From Diez Minutos

La plataforma de streaming británica Sky está reforzando su catálogo con producciones propias de lo más interesantes. En el último año han firmado varios de los títulos más recomendados de la temporada. Están detrás de proyectos como Patrick Melrose, la aclamada Chernobyl (en coproducción con HBO), The Young Pope (y su secuela The New Pope, que se estrenará próximamente, ambas con HBO y Canal+) y la esperada Catalina la Grande de Helen Mirren (también en colaboración con HBO), que llega a la plataforma el 3 de octubre.

Ahora apuesta por un nuevo proyecto encabezado por Mark Strong (Kingsman), Daniel Mays (Line of duty) y Carice van Houten, la inolvidable sacerdotisa Melisandre de Juego de Tronos. A partir del 17 de septiembre podremos disfrutar de los 4 primeros capítulos de Temple y el 24 ya estarán disponibles los 4 restantes (8 en total).

Temple está ambienta en un mundo que se oculta en la ciudad de Londres. Bajo de la estación de metro de Temple se esconde una clínica clandestina, situada en una red subterránea de túneles abandonada. A este lugar llegan pacientes que están al margen del sistema.

A lo largo de 8 episodios veremos a Daniel (Mark Strong), un cirujano que, impulsado por una tragedia personal, está dispuesto a tratar a cualquiera que quiera pagar por una intervención quirúrgica al margen del sistema. En esta particular forma de ejercer su profesión le acompañará Lee (Daniel Mays), un transportista desmotivado. También participará Anna (Carice van Houten), una investigadora médica que vive llena de culpa. La colaboración de los tres es clave para la apertura de la clínica ilegal en la que tratarán a un gran número de pacientes cada vez más desesperados y, muchos de ellos, altamente peligrosos, que podrán a prueba la integridad moral de los tres protagonistas.

La actriz afronta con Temple su siguiente proyecto tras la era de Poniente con un personaje radicalmente diferente a Melisandre, demostrando que hay vida después de Juego de Tronos. La ética y el amor serán los elementos en conflicto que llevarán al límite a Anna, su personaje, y sus compañeros.



Inspiración noruega

La ficción está basada en la serie noruega titulada Valkyrien. La fidelidad del proyecto británico al original es tal que han mantenido hasta la premisa para escoger el título. La noruega tomaba su nombre de la céntrica estación del metro de Oslo. Del mismo modo, Sky ha bautizado su nueva serie con el nombre de una estación londinense.

La adaptación del aplaudido guionista y dramaturgo británico Mark O'Rowe (Broken) adapta a los códigos ingleses esta "historia apasionante para nuestro tiempo, repleta de conflictos éticos y morales", en palabras del protagonista Mark Strong.