La regañina de Tom Felton en el set de ‘Harry Potter’

Photo credit: Gareth Cattermole - Getty Images
Photo credit: Gareth Cattermole - Getty Images

Han pasado 25 años desde que se publicara la primera novela de ‘Harry Potter y 11 desde que la última película se estrenara en los cines de todo el mundo, pero la historia del grupo de jóvenes magos todavía sigue muy presente. Los fans tienen claro que el trío formado por Harry, Hermione y Ron les va a acompañar toda la vida. Es este amor incondicional el que ha llevado a que los actores se unieran años después de dar por termina la época más mágica de su carrera y que todavía hoy en día las mayores frikadas se sigan vendiendo como hace más de una década. Pero, si algo gusta más que una varita es conocer nuevos datos sobre el rodaje de la saga cinematográfica.

La última y divertida anécdota nos la ha regalado Tom Felton, el memorable Draco Malfoy. Con apenas 14 años se puso por primera vez en la piel del pequeño villano de Hogwarts y, aunque no tenía conjuros mágicos con los que gastar bromas al resto del equipo, era, al fin y al cabo, un niño en un set de rodaje donde se recreaba todo un mundo de fantasía. Esta combinación tenía que dejar sí o sí momentos divertidos entre los compañeros de reparto.

El actor ha rememorado cómo el fallecido Alan Rickman, quien daba vida a Severus Snape, le regañó durante el rodaje. "Me dijo en términos muy claros: 'No pises mi maldita capa'", ha contado Felton en un video publicado en su perfil de Instagram. "Me reí un poco. Los mortífagos (los seguidores de lord Voldemort en la saga) y yo nos miramos y pensamos: '¿Está bromeando?' Rápidamente se hizo evidente: no está bromeando en absoluto".

Photo credit: Warner Bros / Youtube
Photo credit: Warner Bros / Youtube

Parece fácil, ¿no? Bastaba con mantenerse alejado de la emblemática capa negra. Pero todo se complicó cuando, en la siguiente toma el director, David Yates, le pidió a Felton que “caminara lo más cerca posible de Alan”. Los actores se dirigían al comedor y todo parecía ir bien... hasta que el joven volvió a pisar la capa y, según él mismo describe, Rickman se giró y le lanzó “una mirada que nunca, nunca querrías ver".

Pero, poniendo en contexto y mirándolo con perspectiva, Felton comprende ahora por qué Rickman se enfadó con él. "Hay que tener en cuenta que su capa estaba atada alrededor de su cuello. ¡Casi mato al pobre hombre!", explicó. Por suerte para él, no tuvo que soportar esa carga solo, ya que otra persona también se quedó atrapada en la capa de Snape. "Eso me relajó, pero nunca olvidaré esas palabras: 'No pises mi maldita capa'", añadió entre risas.