Cómo recuperarse rápidamente de una gripe

Los síntomas principales de una gripe (fiebre, dolores musculares, temblores...) duran generalmente varios días, pero el cansancio intenso que genera el virus, puede continuar durante varias semanas. Aquí te dejamos nuestros consejos para curar una gripe más rápido.

Descansar mucho

El virus de la gripe provoca un fuerte cansancio que puede durar mucho tiempo después de habernos curado. "El primer consejo es escuchar nuestro propio cuerpo, aceptar que necesitamos dormir más y descansar lo máximo posible", afirma el Dr. François Baumann, médico de familia. Si ves que lo necesitas, no dudes en echar unas siestas cortas durante el día y tómatelo con calma durante unos diez días antes de recuperar tu ritmo habitual.

Beber mucha agua

En caso de infección viral, es importante eliminar bien las toxinas que están en el organismo. Por eso es necesaria una buena hidratación. ¿Cómo hacerlo? Beber mucha agua de calidad, como un agua de manantial de mineralización débil, por ejemplo. "El agua del grifo suele estar cargada de residuos químicos y de nitratos. El agua mineral tampoco es ideal en caso de tener gripe, el exceso de minerales puede sobrecargar el organismo", explica Vanessa Lopez, naturópata. Lo ideal es beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. También puedes recurrir a las infusiones calientes de tomillo, de eucalipto, de jengibre y de limón, por ejemplo.

Tomar muchas vitaminas

Si estás enfermo/a, es porque tu organismo agotado no ha podido defenderse contra un virus pasajero. Para recuperarte, no hay nada mejor que hacer una cura de vitaminas que deberemos tomar durante dos o tres semanas. Existen varios tipos de complejos vitamínicos que se venden en farmacia y en parafarmacia en forma de comprimidos o de ampollas. "También puedes completarlo con vitamina D para reforzar el sistema inmunitario y así evitar una posible recaída", añade el Dr. Baumann.

Echa mano también de plantas como la echinacea o el propóleo que estimulan el sistema inmunitario y se pueden tomar como cura durante 4 a 6 meses. La jalea real y el ginseng también son interesantes para darle un impulso al organismo. Por último, complejos a base de selenio, de cobre, de oro y de plata ayudan a reforzar las defensas inmunitarias, que están muy solicitadas debido a la infección del virus de la gripe.

Estar atento a lo que comes

Luchar contra una infección viral requiere muchos esfuerzos y energía del organismo. "Aligerar al máximo la alimentación permite limitar los gastos de energía vinculados a la digestión", explica Vanessa Lopez. Instintivamente, el organismo se pone en modo «dieta» para gestionar sus reservas y luchar mejor contra el virus. Para ayudar a tu cuerpo, evita los alimentos que sobrecarguen el organismo como el trigo, la carne, los azúcares refinados, los productos lácteos y las bebidas como el café. "Opta por la verdura cocida y cruda, las sopas caseras y los cítricos que aportan muchas vitaminas y minerales", añade la naturópata.

Aliviar los dolores musculares y articulares

Por último, para aliviar los dolores musculares y articulares persistentes, no dudes en tomarte un baño si puedes. Puedes echar mano de los aceites esenciales conocidos por sus propiedades antiálgicas, como el aceite esencial de eucalipto limón, de menta piperita o de romero que se deben de tomar durante unos diez días, bien con un difusor, bien respirándolos directamente con un pañuelo impregnado con unas gotitas.

N. Ferron

Fuentes:

1 - Entrevista con el Dr. François Baumann, médico de familia y autor de Epuisements. Comment lutter contre les fatigues du quotidien, editorial Josette Lyon, 2017
2 – Entrevista con Vanessa Lopez, naturópata y autora de Stop à la fatigue avec la naturopathie, editorial Leduc, 2017

Más información:
Prevención de la gripe: consejos para evitar contraer el virus
Microbios, bacterias, virus: ¿Los diferencias?
Cómo lavarse las manos correctamente