El recuerdo por el suicidio del padre de Terelu y Carmen Borrego abre una nueva brecha en el clan Campos

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - JUNE 18: Alejandra Rubio (L), Terelu Campos (2L), Maria Teresa Campos (2R) and Carmen Borrego (R) attend a lunch to celebrate the Maria Teresa Campos's 78th birthday on June 18, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
La Navidad se complica aún más con este nuevo conflicto del clan Campos (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Si las navidades ya pintaban feas para la familia de María Teresa Campos debido al enfrentamiento mediático y personal de sus dos hijas y de su nieta, ahora otro nuevo conflicto ha aflorado en los últimos días.

Terelu Campos y Carmen Borrego no se hablaban por discrepancias públicas y, sobre todo, por el mal rollo que Carmen mantiene con su sobrina Alejandra a la que ha llamado “niña de la curva” entre otras lindezas.

Teresa pretendía reunirlas a las tres en Nochebuena en casa de Terelu para limar asperezas y volver a ser la familia unida que siempre han demostrado hasta el momento pero Carmen ya avisó que “yo picaré a la puerta de mi hermana ese día, otra cosa es que ella me abra”.

Con este panorama las fiestas iban a ser un tanto amargas para las Campos pero ahora el tema del suicidio de José María Borrego ha vuelto a estar de actualidad a raíz del suicidio de la actriz Verónica Forqué y sus hijas lo han comentado porque han vivido un episodio similar en primera persona.

El 23 de julio de 1984, José María (ya separado de María Teresa Campos) estaba viviendo en Málaga mientras ellas 3 vivían en Madrid. Aquel día, él decidió quitarse la vida pegándose un tiro con una pistola, Terelu tenía tan solo 18 años.

38 años después del trágico suicidio, las hermanas todavía admiten que jamás superarán aquel hecho que las ha dejado traumatizadas para siempre aunque han “aprendido a vivir con ello”, como han confesado.

En su libro ‘Frene al espejo’ Terelu habló en el capítulo “Mi padre, un gran desconocido” del trágico sucedo y también explicaba que “no es sencillo olvidarte de esa gran putada”. La hija de María Teresa narra como el director de Radio Nacional de Marbella tenían previsto encontrarse con él en Málaga y, de golpe, todo se esfumó.

“Carmen, llama a papá y dile que mañana nos vamos con él a Marbella” recuerda haber dicho Terelu y la respuesta de su padre fue “No, esperaos que no me viene bien, estoy bastante liado”, así acabó todo.

Es humano sentir esa voz que persigue a Carmen y Terelu diciendo “y si hubiésemos ido” pero, la realidad es que cuando alguien llega a ese punto en su salud mental, poco puede cambiar el hecho de haber visto o no a sus hijas ese día, una tragedia así no es culpa de nadie.

Terelu se ha mostrado emocionada al confesar que “Me he pasado años de mi vida yendo a la tumba de mi padre, sentándome ahí y diciéndole: ‘No te perdono’. Es muy duro lo que digo.” La hija de la Campos admite que lo que sintió fue absoluta rabia y el hecho de no comprender los motivos tampoco la ayudaron a sanar.

Todas estas confesiones no han gustado a María Teresa que no suele tocar en público el tema del suicidio de José María y desearía que sus hijas tampoco lo hicieran aunque es cierto que, poco a poco, el estigma de la salud mental y del quitarse la vida se está visibilizando dado que, en nuestro país, las cifras son alarmantes.

Es positivo que personajes expuestos a nivel mediático como las hermanas Campos hagan referencia a esta vivencia familiar y traumática que quizá Teresa prefiere guardar en lo más hondo de su ser porque le remueven demasiado, como se ha publicado, “los fantasmas del pasado”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente