Recorriendo las carreteras más espectaculares de Francia

Hay lugares en Francia donde el destino es menos importante que el recorrido, caminos tan hermosos que son una delicia transitar. La carretera que bordea el lago de Annecy es a la vez un desafío y una recompensa para los amantes del ciclismo. Mientras tanto, la Grande Corniche, que ha inspirado a tantos cineastas, se disfruta mejor al volante de un automóvil antiguo. Y el Paso de Gois, en la región de Vendée, es una carretera sumergible que une la isla atlántica de Noirmoutier con el continente.