El rechazo de Star Wars a la estrella de 'Vikings:Varhalla' le dejó una gran lección

·4 min de lectura

Una semana. Es todo lo que ha tardado Frida Gustavsson en convertirse en una de las actrices más vistas a través del mundo gracias al éxito de Vikings: Valhalla en Netflix. La producción, que sirve como secuela a la popular serie vikinga de seis temporadas, aterrizó en la plataforma el pasado 25 de febrero, logrando coronarse como la segunda serie más vista en la plataforma a nivel global por detrás de ¿Quién es Anna? Es más, la curiosidad es tan evidente que incluso ha conseguido desbancar a Café con aroma de mujer del ranking de los contenidos más populares en España, cuando la telenovela llevaba ocho semanas liderando.

Nacida en Estocolmo, Suecia, hace 28 años, Frida llevaba varios años sintiendo el gusanillo de la actuación mientras se ganaba la vida como modelo internacional. Tanto es así que llegó a probar suerte como actriz, intentando abrirse camino de la mano de una saga tan popular como Star Wars. Sin embargo, el rechazo y la experiencia le dejaron una lección que la marcó para siempre.

Vikings: Valhalla. Frida Gustavsson como Freydis en Vikings: Valhalla. Cr. Bernard Walsh/Netflix © 2021
Vikings: Valhalla. Frida Gustavsson como Freydis en Vikings: Valhalla. Cr. Bernard Walsh/Netflix © 2021

Frida Gustavsson es la protagonista femenina de la continuación de Vikingos, la popular serie de History Channel que concluyó su periplo televisivo en diciembre de 2020 y que podemos encontrar en Netflix y HBO Max. Vikings: Valhalla transcurre cien años después de los eventos que vimos en la serie original, centrándose en el final de la Era Vikinga a medida que las tensiones entre la comunidad y la realiza británica aumentan, derivando en la Batalla de Stamford Bridge en 1066. Frida interpreta a Freydís Eiríksdóttir, una guerrera de ascendencia vikinga, fuerte y decidida, que deja huella en la trama desde el primer momento que aparece en pantalla. Y si te suena su rostro es probable que se deba a su historial como modelo internacional, aunque los espectadores de las series de corte épico quizás la reconozcan como la madre de Geralt, dado que interpretó dicho papel en un episodio de la primera temporada de The Witcher.

La actriz llega a Vikings: Valhalla después de comenzar una exitosa carrera como modelo a los 15 años, mudándose a Japón y desfilando en las pasarelas de grandes marcas como Louis Vuitton, Chanel, Christian Dior, Alexander McQueen, Versace y muchos más. Fue rostro en campañas de Maybelline, Marc Jacobs, Prada y Nina Ricci y portada de revistas como Vogue. Sin embargo, por mucho que el éxito tocó a su puerta desde temprana edad, su sueño siempre estuvo en la actuación.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Tanto es así que cuando finalmente decidió dejar a un lado el modelaje para centrarse en su pasión, su primer intento profesional fue probar suerte a lo grande. Gracias a una agente de la agencia de modelos que la representó durante mucho tiempo, IMG Models, consiguió una audición para Star Wars: el despertar de la fuerza. Y nada menos que para el papel de Rey, la heroína protagonista de la última trilogía.

Evidentemente, con las tres películas ya estrenadas, sabemos de sobra que el papel fue para Daisy Ridley. Sin embargo, la experiencia le dejó una lección que ahora le servirá para siempre a lo largo de toda su carrera.

“Creo que hice un trabajo decente pero no estaba preparada para hacer algo de ese tamaño, así que estoy increíblemente contenta de no haberlo conseguido porque lo habría arruinado por completoconfiesa en una entrevista para el podcast de Collider.En cierto modo pensé, guau, es increíble poder leer un texto de esa calidad y trabajar a ese nivel, o intentar trabajar a ese nivel tan pronto. Pero también es interesante cuando lo abordas totalmente verde y fresca y no te das cuenta de lo grande que es llegar a hacer algo así y quiénes son las personas al otro lado” que veían sus vídeos con el casting de Rey.

Aquella audición también le enseñó cómo funcionan los castings en Hollywood, aprendiendo a hacer vídeos propios para acceder a las audiciones, el tiempo que lleva, lo mucho que disfruta del proceso y lo importante que son en el negocio, dado que permiten mostrar su propia percepción del personaje sin la influencia de un director de casting. Pero, sobre todo, le enseñó a no sufrir el rechazo como si se tratara de un ataque personal, una crítica a su talento o una daga para su autoestima. Es decir, aunque otras actrices en su lugar pueden sufrir el rechazo de manera personal, Frida Gustavsson comprendió con el paso del tiempo que no estaba en el momento profesional adecuado para un proyecto de tal envergadura. Y que, al final, no todos los actores son adecuados para un papel por mucho que su pasión les diga lo contrario. Que se trata de creer en uno mismo y escuchar al instinto propio.

Un no es un no y he tenido millones en mi carrera. Creo que es algo que me ayudó al haber trabajado desde los 12 años, porque he tenido muchos ‘no’ y en cierto punto te das cuenta que ‘no es que sea mala. No es que no sea suficiente o que no tenga valor propio o no merezca estar aquí” añade con total honestidad.

Vikings: Valhalla. Frida Gustavsson como Freydis en Vikings: Valhalla. Cr. Bernard Walsh/Netflix © 2021
Vikings: Valhalla. Frida Gustavsson como Freydis en Vikings: Valhalla. Cr. Bernard Walsh/Netflix © 2021

No eres lo adecuado para todo” relata mientras explica que al haber pasado por tantos castings desde aquel intento en Star Wars, ha aprendido que otras actrices pueden hacerlo mejor que ella según cada tipo de proyecto. “Pero luego hay papeles en los que lees y sabes que nadie lo va a hacer, que es tuyo. Como me pasó con Freydis”.

La elección de Star Wars se anunció en 2014, cuando supimos que una desconocida Daisy Ridley interpretaría a la protagonista de la nueva trilogía. Es decir que Frida Gustavsson pasó varios años aprendiendo el proceso y buscando su lugar en la industria. Probó suerte en varias series y papeles secundarios pasajeros, hasta que en 2022 llegó su gran oportunidad de la mano de la serie vikinga de Netflix.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente