Tres recetas sorprendentes con sandía: pizza, bol y ensalada

·3 min de lectura

Que la sandía es la fruta más fotogénica del verano es algo que parece complicado poner en duda. Es, además, una fruta que admite una enorme versatilidad. La podemos comer sola, claro, y resulta muy refrescante, pero también la podemos utilizar en recetas que son realmente vistosas y que, por si fuera poco, nos salvan de la rutina veraniega.

Si a la pizza de sandía le añadimos yogur, el efecto del queso está más que conseguido. Foto: Getty Creative
Si a la pizza de sandía le añadimos yogur, el efecto del queso está más que conseguido. Foto: Getty Creative

Pizza de sandía

Ingredientes:

Una sandía

Piña

Kiwi

Frutos rojos (moras, arándanos y frambuesas)

Fresas

Plátano

Preparación:

Cortamos la sandía a la mitad y, ayudándonos de un cuchillo, sacamos una rodaja perfecta que no sea demasiado fina ni demasiado gruesa. Esa será la ‘base’ de nuestra pizza, sobre la que pondremos el resto de la fruta en trozos como si fueran los ingredientes. Es el momento de cortar la piña en rodajas y luego en triángulos, el kiwi y el plátano en rodajas y las fresas a la mitad. Colocamos los frutos rojos repartidos por la sandía y cortamos en triángulos antes de servir.

La pizza de sandía es realmente sencilla de hacer pero, en caso de duda, aquí tienes un vídeo en el que se ve cómo hacerla.

Bol de sandía

Ingredientes:

Una sandía

Fruta fresca a tu elección (piña, arándanos, fresas, etc.)

Preparación:

La clave de esta receta es darse maña a la hora de cortar el melón. Si tenemos experiencia dando forma a calabazas de Halloween, tendremos bastante ganado. Primero cortamos una rodaja fina de la base del melón para que permanezca estable. Después, cortamos la tapa de arriba en zig zag y profundizando unos 2 centímetros y medio y sin llegar en ningún momento a atravesar el melón completamente. Mantenemos nuestro melón, ya convertido en un bol, envuelto en film en el frigorífico para evitar el exceso de humedad. Para servirlo, lo rellenamos de fruta fresca al gusto.

Para practicar, puedes fijarte en el siguiente vídeo:

Ensalada de sandía y queso feta en cubitos

Ingredientes:

Una sandía

Un paquete de queso feta

Aceite

Pepino (opcional)

Preparación:

Lo llamativo de esta ensalada es que se puede presentar en cuadraditos, lo que la convierte en un entrante muy original. Para que nos quede perfecta, tan solo tenemos que poner el queso feta (el que viene en una tableta cuadrada) en el centro de la sandía partida a la mitad. Hacemos entonces con el cuchillo una cuadrícula de 3 por 3, de modo que cortemos no solo el queso sino también la sandía. La presentamos alternando los cubos de sandía y queso y aliñamos con aceite de oliva. No es conveniente añadir sal, ya que el queso feta tiene ya mucho contenido en sal. También podemos añadirle algún otro ingrediente como pepino cortándolo con la misma forma.

También se puede hacer esta idea en forma de canapé, sin montarla en modo cubo de Rubik.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente