Recetas con huevo más allá de la tortilla o el huevo frito

Javier Sánchez
·4 min de lectura

Quién tiene un huevo, tiene un tesoro. ¿Y quién no lo tiene en época de confinamiento? Hay pocos alimentos tan básicos y agradecidos como este y una de sus mayores virtudes es lo versátil que es. Es posible, eso sí, que nos cansemos de tomarlos fritos o en tortilla francesa o de patata. ¿Hay alternativa? Pues claro que sí. Aquí van 10 ideas para hacer platos de huevos tan deliciosos como originales.

Huevos Rancheros mexican fried eggs
Los huevos rancheros, el desayuno de los campeones. Foto: Getty Creative

Huevos rancheros. Los mexicanos son muy de desayunos que convierten la casa en una fiesta. Los huevos rancheros, que van hechos a la sartén con poco aceite -más como si fueran al plato que fritos- son una de esas recetas inmejorables para arrancar el día a tope. Hay que acompañarlos de una salsa de tomate picantona -si no tenemos chile, con guindilla o tabasco podemos improvisar- y debemos montarlos sobre unas tortillas.

French cuisine. Eggs and onions with bechamel sauce and cheese, rustic style
Los huevos con bechamel. ¿A quién le amarga un dulce? Foto: Getty Creative

Huevos con bechamel. Hay recetas que piden a gritos ser disfrutadas en fin de semana. Y necesitamos más que nunca esa sensación. Esta receta es tan sencilla como meter en el horno unos huevos cocidos partidos a la mitad con bien de bechamel (¿quién no tiene leche, harina y mantequilla en casa?) y queso rallado por encima. Gratinar y enloquecer.

closeup dish of egg benedict with meat and bread on wood table background
Los huevos Benedict, un placer culpable maravilloso. Foto: Getty Creative

Huevos Benedict. Ya que pasamos tanto tiempo en casa, ¿por qué no improvisar un brunch? Los huevos Benedict se escalfan en agua con vinagre y se sirven acompañados de una salsa holandesa, hecha a partir de mantequilla clarificado que se añade a una mezcla de huevo, sal, pimienta negra molida y una cucharada de zumo de limón. Un poco de bacon y una rebanada de pan tostado y tenemos magia.

Omelette au boudin noir et pommes de terre
Dejar la tortilla abierta por un lado, una opción. Foto: Getty Creative

Tortilla vaga. El mítico cocinero de Madrid Sacha Hormaechea es un mago de los huevos. Entre todas sus especialidades, la tortilla vaga es una de las más celebradas. Consiste básicamente en una tortilla que se hace solo por un lado, mientras en el otro se ponen piparras, morcilla o, sencillamente, lo que nos apetezca. Sacha lo aprobaría, seguro.

Deviled eggs. Stuffed egg halves, appetizer
Los huevos rellenos, un plato irresistible. Foto: Getty Creative

Huevos rellenos. Tan sencillo como cocer unos huevos, partirlos a la mitad, sacar la yema y machacarla junto con bonito de lata y tomate frito para volver a rellenarlos con esa mezcla. Podemos tomarlos con tomate frito extra, mayonesa o lo que nos plazca.

Fried Japanese rice with chicken and coated in ketchup. Topped with an omelet and a nice face. A very popular Japanese dish all over the world.
La tortilla dulce es un clásico en países como Japón. Foto: Getty Creative

Tortilla dulce. Se parece a la tortilla francesa, pero en lugar de sal, le añadimos azúcar. Podemos coronarla con miel, frutos secos o lo que nos parezca. Es una receta perfecta para desayunar o merendar.

good morning. Delicious breakfast with Sandwich with egg, ham, cheese, toast and salad leaves lies on a plate with tomato and dill
El pimiento, el molde perfecto para los huevos. Foto: Getty Creative

Huevos en forma de flor. Para que los niños no se aburran y coman algo de verdura, hay una receta infalible. Cortamos una rodaja de un pimiento rojo grande y la doramos en la sartén. A continuación, cascamos un huevo en su interior para que se quede con la forma de este ‘molde’ particular. ¿Mola, no?

Healthy breakfast table with fry pan eggs with spinach and corn on dark stone background top view
Pan, huevo, verduras, queso... un horno lo convierte en magia. Foto: Getty Creative

Huevos Napoleón. En pequeños recipientes para horno, pon verduras pochadas, una rebanada de pan tostado, queso rallado y un huevo crudo. Mételos al horno y deja que se cocinen. Una receta digna de un emperador que no quería perder tiempo a la hora de comer y por eso tomaba este plato combinado tan sencillo de hacer.

"Free range eggs covered in pork meat with a breadcrumb coating, served with salad and a tomato dip."
Delicia rebozada: los scotch eggs. Foto: Getty Creative

Scotch eggs. Este clasicazo de la cocina informal escocesa es una de esas recetas que debe probarse ahora que hay tiempo y ganas de probar cosas nuevas. Tan solo hay que envolver en una masa de carne picada, perejil y salsa huevos picados. Los pasamos por huevo y pan rallado y los freímos. Maravilla, claro.

Healthy breakfast. Avocado stuffed with eggs on the table
Aguacate relleno de huevo, una mezcla que funciona siempre. Foto: Getty Creative

Aguacate con huevo. Abre a la mitad un aguacate e introduce en el hueco dejado por el hueso un huevo. ¿Cómo se cocina esto? Pues de una manera bien sencilla, haciéndolos en el horno hasta que la yema esté cuajada.

Más historias que te pueden interesar: