Receta paso a paso de torrijas de leche para Semana Santa

Cookpad

La Semana Santa siempre trae consigo los platos típicos que rodean a esta festividad, como el bacalao, el potaje y el que quizá congrega más fans: las torrijas. Este dulce esponjoso y azucarado es muy fácil de preparar en casa, aunque sí requiere dedicarle un ratito de faena.

La clave para que queden jugosas está en empaparlas bien en leche y en darles un buen rebozado. Si nunca te has atrevido a hacerlas hemos seleccionado esta receta sencilla de la usuaria de CookPad Javilowin. La cocinera señala que las aprendió de su madre y ésta, de su abuela. A continuación puedes ver el listado de ingredientes que necesitarás y todas las instrucciones para que te salgan estupendas. Si aceptas un consejo, te recomendamos que hagas muchas porque... ¡volarán!

Ingredientes

  • Un litro y medio de leche entera
  • Seis huevos
  • 350 gramos de azúcar para rebozar
  • Cinco cucharadas de azúcar
  • Una rama de canela
  • Tres cucharadas de canela en polvo
  • Pan especial para torrijas
  • Aceite de oliva

Paso a paso

1. En un cazo ponemos el litro y medio de leche, las cinco cucharadas de azúcar y una rama de canela. Lo ponemos a calentar y cuando empiece a cocer retiramos del fuego y tapamos la leche. Cuando esté fría, quitamos la canela en rama.

2. En recipientes alargados y profundos ponemos en uno la leche y en el otro el azúcar junto con las tres cucharadas de canela en polvo y mezclamos muy bien.

3. En una sartén ponemos bastante aceite que luego calentaremos para freír las torrijas.

4. Partimos las rebanadas de pan de esta manera.

5. Ponemos los huevos en un recipiente profundo y batimos bien.

6. Ahora está todo preparado y al lado de la sartén para empezar a hacerlas.

7. Vamos poniendo rebanadas de pan en la leche y las dejamos empapar.

8. Les vamos dando vueltas. Tienen que estar muy empapadas para que las torrijas no queden secas.

9. Una vez que tengan suficiente leche, las ponemos en el huevo.

10. Rebozamos bien.

11. Cuando la rebanada esté muy...

Sigue leyendo en El HuffPost