Así se hace un brownie saludable

·3 min de lectura

Los que fuimos niños en los 80 creíamos que solo había dos tipos de chocolate: el chocolate con leche (que venía en una tableta envuelta con un papel rojo, vale, no diremos más para no mencionar marcas) y el blanco, que ni siquiera es chocolate de verdad. Después, nos enteramos de que existía el chocolate negro, que empezó a comercializarse especificando el porcentaje de cacao que contenía. Hemos llegado al punto, incluso, de encontrarnos tabletas hechas a base de un 100% de cacao. El día 7 de julio se celebra el Día Mundial del Cacao y lo vamos a celebrar con una receta de brownie saludable. ¿Saludable? Sí, porque se sustituyen determinados ingredientes por otros, permitiéndonos dar forma a una versión mucho más sana. La receta nos la da la dietista-nutricionista de Instituto Centta, Mireia Elías, y se hace de manera sencilla en menos de media hora.

Un brownie más saludable es posible. Foto: @alimentacion3s
Un brownie más saludable es posible. Foto: @alimentacion3s

Ingredientes que necesitamos:
- 60 gramos de harina integral o de copos de avena
- Un plátano como sustituto del azúcar
- Tres huevos
- 40 gramos de leche desnatada o bebida vegetal sin azúcar
- 70 gramos avellanas
-150 gramos de chocolate negro 85% o 92%
- Nueces

Aparte de la sustitución de unos ingredientes por otros, la clave de este brownie es la elección del chocolate “Si el chocolate tiene un elevado porcentaje de cacao, va a ser bajo en azúcar casi seguro. Aún así, lo podemos ver en la parte trasera de la etiqueta, en concreto en el valor nutricional donde el apartado de hidratos de carbono de los cuales azúcares no debería ser mayor de 20-25 gramos por cada 100 gramos”, explica Elías.

Preparación:
En una batidora de vaso, batimos los huevos, la harina o los copos de avena, la leche desnatada o bebida vegetal sin azúcar, las avellanas y el plátano. Añadimos el chocolate negro previamente metido en el micro para hacerlo líquido. Ojo con pasarnos del tiempo porque se puede quemar: lo ideal es ir abriendo el microondas cada cierto tiempo. Volvemos a batir hasta que logramos una masa espesa. Metemos las nueces en la masa enteras, sin partir, y las ponemos por encima del brownie también. También podemos ponerle arándanos y frambuesas por encima, un toque interesante debido a sus propiedades antioxidantes y diuréticas. Precalentamos el horno a 180 grados entre dos y tres minutos y después metemos el brownie unos 20 minutos en el horno con calor arriba y abajo a la misma temperatura. Y ya estaría listo para tomar.

El chocolate negro y sustituir algunos ingredientes nos permite hacer brownies más sanos. Foto: Getty Creative
El chocolate negro y sustituir algunos ingredientes nos permite hacer brownies más sanos. Foto: Getty Creative

La nutricionista del Instituto Centta nos recuerda los beneficios del cacao para que comernos este brownie no nos genere un horrible sentimiento de culpa. “Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas gracias a los polifenoles que contiene, que poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Tiene poder saciante por su alto contenido en fibra y, además, permite plantarle cara a la depresión gracias a su aporte de triptófano”, explica. Además, nos echa una mano en verano, ya que mejora la elasticidad, hidratación, densidad y circulación de nuestra piel: un aliado perfecto (y delicioso) para lucir perfectos en la playa. Aquí os dejamos otro ejemplo de brownie ligero, en caso de que queráis probar otra receta.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente