Receta de berenjena escalibada con burrata y tomates secos, por Laura Ponts

berenjena escalibada con burrata y tomates secos
Receta de berenjena escalibada, por Laura PontsDiego Rueda

Las recetas de Laura Ponts siempre son perfectas para darse un capricho o solucionar un plato de nuestro menú semanal. Por eso nos encanta seguir sus pasos en el día a día, pero en su última receta en vídeo para ELLE Gourmet la 'food stylist' nos regala una idea maravillosa para servir en una comida con invitados. Es una receta de berenjenas escalibadas con burrata y tomates secos ideal para compartir como entrante entre cuatro personas. ¿Lo mejor de todo? Se prepara con mucha facilidad y con muy pocos pasos lograrás un resultado sabrosísimo.

Normalmente Laura Ponts cocina las berenjenas a la llama, pero no todos tenemos ni la paciencia ni las herramientas para hacerlo. Lo más práctico para hacer las berenjenas es utilizar el horno y dejar que se cuezan ahí. Además, ensucia mucho menos y siempre puedes aprovechar que has encendido el horno para asar otras verduras que necesites en diferentes recetas.

La clave de esta receta de berenjenas escalibadas está en comprar un buen producto y en hacer la vinagreta a tu gusto. Aunque Laura Ponts nos regala el paso a paso de su vinagreta soñada para este plato, lo mejor es siempre ajustarla y rectificar en función de tus gustos. El toque diferente lo conseguimos con los 'toppings': el tomate seco confitado, el Grana Padano y la burrata. También puedes elegirlos al gusto, pero te aseguramos que estos quesos con el toque dulce del tomate seco es una maravilla.

Ingredientes

Para la berenjena escalibada:
3 berenjenas, 2 burratas, 100 g de tomate seco confitado , 150 g de Grana Padano en virutas y aceite de oliva virgen extra.

Para la vinagreta:
1 cucharada de mostaza, 1 cucharada de miel, 3 cucharadas de aceite de oliva, sal, pimienta al gusto, perejil fresco, 1 cucharadita de jengibre rallado y el zumo de medio limón.

Elaboración

Para la berenjena:

  • Limpia bien las berenjenas, sécalas y pínchalas con un tenedor. Cuécelas en el horno a 170-180ºC con aceite de oliva virgen extra durante 45 minutos. Mide el tiempo en función del tamaño de la berenjena.

  • Una vez las saques del horno, quítales el tallo a las berenjenas y pélalas. Con ayuda de una cuchara o espátula - también podría ser con la mano, pero así no nos ensuciamos- coloca la carne de la berenjena sobre un plato. Salpimenta y echa un buen chorro de aceite de oliva.

Para la vinagreta:

  • Ralla el Grana Padano y colócalo en un bol. Añade mostaza, miel, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, un poco de ralladura de jengibre y unas gotas de lima o limón. Mezcla bien.

Para emplatar:

  • Corta el tomate seco confitado en pequeñas tiras.

  • Sirve la berenjena en una fuente para compartir. Puedes servirla fría, caliente o templada; en función de lo que más te guste.

  • Coloca una burrata o dos, en función del tamaño, sobre la berenjena. También las lascas de tomate seco y virutas de Grana Padano.

  • Termina regando con la vinagreta de queso, mostaza y miel y unas hierbas aromáticas como perejil.