Rebecca Jones, cuando la calidad actoral salva hasta a 'La casa de las flores'

Es innegable que 'La casa de las flores' reúne un elenco rico en diversidad, pero con la tercera temporada de la serie de Manolo Caro en Netflix se comprobó que la calidad histriónica pesa más que nunca y la experiencia de Rebecca Jones salva a hasta a un agonizante proyecto que había decepcionado en su segunda entrega.

Rebecca Jones. Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

Como recordaremos, la primera temporada de 'La casa de las flores' impactó por su irreverencia pero también por la presencia de la máxima figura de las telenovelas mexicanas, Verónica Castro; pero su ausencia se notó cuando volvieron con la temporada 2, más centrada en los hijos de 'Virginia de la Mora'.

Hubo quienes la calificaron de "aburrida y predecible", además de haber perdido su esencia. Pero Manolo Caro decidió redimirse y volver a sorprender.

El mejor recurso fue volver al origen, literalmente, al contar la historia de la familia De la Mora no solo en el presente, sino con flashbacks a 40 años, en el México de los años 70. No solo funcionó para entender más a los personajes, sino que además de nutrir la trama, los vistazos al pasado resultan un oasis de calidad histriónica gracias a figuras como Rebecca Jones.

Como si la llegada de Isela Vega no fuera suficiente para encarnar a la 'abuela Victoria', Rebecca Jones se unió a la serie para interpretar a dicho personaje con 40 años menos, pero con la misma gallardía y profundidad que solo es posible con la basta experiencia de ambas actrices.

Se trata del regreso a la televisión (streaming) de Jones y su primera vez bajo la dirección de Manolo Caro, pese a que son amigos desde hace años. "Manolo siempre ha sido muy admirable en muchos aspectos, además de que es mi amigo. Ya me había invitado a participar en una película que en ese momento no pude por otros compromisos, y ahora que se dio esta oportunidad casi fue a ojos cerrados; sabía que lo que me fuera a ofrecer Manolo iba a ser muy bueno y muy sólido, como son sus personajes, y 'Victoria' no es la excepción. Es la gran villana de la historia, que da origen a toda 'La Casa de las Flores'", contó Jones a 'De primera mano'.

La actriz destaca con cada frase que pronuncia (y hasta groserías), convence de que es 'la abuela Victoria' sin caer en una imitación de Isela Vega y se convierte en uno de los más grandes deleites de 'La casa de las flores', pese a que su personaje es racista, amoral, interesada y hasta asesina.

"Me parece super interesante que Manolo lo plantee, que en 40 años siga habiendo la doble moral, aunque decimos que aceptamos, en el fondo, no; conozco gente que se expresa mal de los gays, las lesbianas o de la gente que menos tiene", dijo Rebecca a El Universal, además de añadir: "Los personajes de Manolo son sui generis, como sacados de un cuento, el humor de Manolo es negro, me causa risa, es particular. Las groserías no las puse de mi cosecha, pero nunca he juzgado a ninguno de mis personajes, porque imagínate si los hubiera juzgado, no hubiera hecho nada".

Te puede interesar: Virginia de la Mora y la redención de la tercera y última temporada de "La casa de las flores”

Con una reputación ganada a pulso, Rebecca Jones volvió a la pantalla después de versiones incorrectas de que le había regresado el cáncer. Actualmente celebra estar "más sana que mucha gente", pero la audiencia debería celebrar también que una actriz de su calibre siga vigente.

"Con el estreno de 'La casa de las flores' se corona una serie de trabajos que hice el año pasado porque la empecé a grabar en junio del año pasado, ellos venían terminando la segunda temporada, me encantó que me invitaran", comentó la actriz, quien estuvo presente en las grabaciones de algunas escenas de Isela Vega, para conocer a su personaje 40 años después.

Ambas logran provocar el odio hacia su personaje, pero también que la ‘abuela Victoria’ sea el papel más irresistible de la serie aderezado por un toque de comedia que Jones agradeció. “En las telenovelas es difícil encontrar un personaje así. Lo último que hice parecido fue ‘Doña Flor y sus dos maridos’, pero esta oportunidad es mostrar lo que siempre me ha gustado hacer, que la gente vea que puedo hacer comedia. Porque es una súper villana con un sentido del humor espectacular”, mencionó a El Heraldo.

Así, la tercera temporada de 'La casa de las flores' confirmaría que no hay nada como una historia sustentada en grandes actuaciones, como la de Rebecca Jones, quien además de este proyecto en Netflix, se mantiene ocupada en la cuarentena preventiva por el COVID-19 con lectura de cuentos en línea para niños, como lo hacía para su hijo.