El guaperas de 'True Blood' reaparece años después irreconocible

Cine 54
·3 min de lectura

Han pasado nada menos que siete años desde que el género vampírico perdiera una de sus apuestas más arriesgadas, True Blood. Y si bien fans han podido seguir la pista a la mayoría de sus protagonistas a través de otras series, películas e incluso redes sociales, como Anna Paquin, Stephen Moyer y Alexander Skarshard, hubo un actor que desapareció por completo del radar hollywoodense. Hablamos de Ryan Kwanten, el joven australiano que dio vida al hermano guaperas de la protagonista, ese que nunca se enteraba de nada pero se pasaba media serie luciendo pectorales sin camiseta.

Tras despedirse de la serie de HBO, Ryan volvió a refugiarse en proyectos de su Australia natal, así como en series y películas de menor presupuesto que no han trascendido a nivel internacional. Por eso nos quedamos de piedra al verlo reaparecer prácticamente irreconocible.

Ryan en Sunrise (Twitter), imagen de True Blood (HBO)
Ryan en Sunrise (Twitter), imagen de True Blood (HBO)

Ryan reapareció en el programa australiano Sunrise para promocionar una película apocalíptica que rodó hace dos años pero recién ahora se estrenará en su país. Y si no nos dicen que se trata de él, nos costaría muchísimo reconocerlo.

A sus 44 años parece que Ryan ha dejado muy lejos aquel aspecto juvenil, de cabellos rubios y mirada perdida que lanzó a su personaje al estrellato. A lo largo de las siete temporadas de True Blood se encargó de interpretar a Jason Stackhouse, un soltero conocido por conquistar a todas las mujeres de su pueblo, egoísta, engreído y bastante lerdo que solía arrastrar a su hermana con poderes telepáticos en sus problemas. De 2008 a 2014 el personaje era acusado de ser un asesino en serie, se adentraba en una secta, era secuestrado y llegaba a estar al borde de la muerte en varias ocasiones, mientras protagonizaba decenas de escenas sexuales y semidesnudos.

Ryan reapareció con el cabello más oscuro, una pequeña barba y aparentemente delgado, luciendo un aspecto muy diferente a aquel con el que todavía lo asociamos.

Ryan apareció en el programa australiano para hablar de su nueva película de ciencia ficción 2067, un thriller apocalíptico que coloca sus miras en el cambio climático y que habría estado 10 años en desarrollo. Pero, sin dudas, lo que más llama la atención es descubrir su aspecto actual tras llevar una larga temporada sin seguirle el rastro.

Y es que además de su ausencia en cines (antes de la pandemia) o en series de recorrido internacional, lleva más de cuatro años sin actualizar sus perfiles en redes sociales.

El actor, que actualmente reside en Los Angeles, no ha conseguido repetir el éxito de True Blood desde entonces. Y si bien ha participado en una decena de largometrajes, se trata de producciones de bajo presupuesto que prácticamente no llegaron a los cines, como una comedia romántica que protagonizó con Alicia Silvestone (Who gets the dog). Y aunque llegó a acompañar a Anthony Hopkins en un thriller titulado Kidnapping Mr. Heineken, la gran mayoría del público desconoce su existencia. También ha probado suerte de nuevo en el mundo de las series con Sacred Lies y The Oath, que solo estuvieron disponibles en su momento en Facebok Watch y la plataforma estadounidense Crackle.

Más historias que te pueden interesar: