El mito de las rasuradoras para el rostro femenino: ¿realmente funcionan?

·7 min de lectura

Las redes sociales y YouTube están llenos de videos recomendando el uso de esta herramienta de belleza. Parece ser de los objetos más útiles para el tocador porque su función es, según se refiere frecuentemente, no solamente limpiar el rostro de vellos indeseados, sino depilar las cejas, exfoliar la piel y suavizarla. ¿Pero realmente funciona?

Entre las frases más frecuentes de la tradición popular está que afeitarse hace que los vellos salgan más gruesos, de manera que no es -o por lo menos hace unas décadas- no era común ni recomendable para el rostro femenino el uso de afeitadoras, hojillas ni rasuradoras que cortaran el vello indeseado al ras de la piel, porque se masculinizaba.

Aunque la verdad es que esto es un mito, mucho se sigue discutiendo sobre el tema más ahora cuando las herramientas como las afeitadoras faciales están tan de moda, por su comodidad, y precios asequibles. Pero empecemos por el principio.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Rachel Vreeman y Aaron Carroll, de la Universidad de Indiana, explican en su artículo “Mitos médicos” que aunque esto se ha estudiado desde hace varias décadas ninguno ha demostrado que la forma de rasurarse tenga algún efecto en el crecimiento del pelo, su color o su grosor. "El afeitado elimina la parte muerta del cabello, no la sección viva que se encuentra debajo de la superficie de la piel, por lo que es poco probable que afecte la velocidad o el tipo de crecimiento".

¿Pero entonces por qué se siente aspereza en la piel o el pelo más oscuro? Porque el vello al crecer naturalmente es más estrecho y fino hacia la punta que en la base, donde corta la hojilla, y en cuanto al color, los especialistas refieren que es más oscuro porque es nuevo y no ha sido sometido a lavados, ni desgastes.

Sin embargo, aunque esto puede ser una buena noticia para quienes prefieren las hojillas a otros métodos depilatorios, el hecho es que estas pequeñas cuchillas tan populares no son del todo seguras y es que no se trata de simplemente un afeitado, el efecto que su uso tiene en nuestra piel es mucho más complejo.

Dermaplaning, el nombre correcto

La cosmetólogo Johana Méndez explica que estas hojillas muy afiladas y parecidas a un bisturí son la herramienta para llevar a cabo el dermaplaning, cuyo fin, más que afeitar el rostro, es eliminar la capa más superficial de la piel y con esto llevarse tanto los vellos indeseados como todo el relieve que pueda tener esa capa.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

"La intención es principalmente hacer la piel más uniforme, eliminando esta delgada capa de forma muy controlada -aunque es difícil hacerlo de forma casera- y esto da como resultado una textura y apariencias mucho más uniforme y lisa. Al eliminar la capa superficie, que son células muertas y deshidratadas, dejamos al descubierto células que están en mejores condiciones por lo cual la piel luce mucho mejor".

Méndez señala que el dermaplaning puede hacerse pasando la herramienta en contra del sentido del crecimiento del vello y otros lo aconsejan en el mismo sentido en que crece el vello. Y es aquí donde está la gran diferencia que percibimos en cuanto a grosor y aspereza. 

"Lo que ocurre es que en cada caso, el corte del vello es diferente y por lo tanto al crecer se verá diferente, pero no es que crece más cantidad de vello o que cambia. Al afeitar en el sentido contrario a su crecimiento, se produce un corte recto al ras de la piel y esto hace que al crecer sea más visible que si se hubiese cortado en el sentido de crecimiento del pelo, lo cual le permite al pelo crecer naturalmente, mostrando una punta más fina. Lo recomendable es que para un procedimiento menos agresivo se haga en el sentido de crecimiento del pelo”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Por otra parte, hay quienes prefieren hacer el desplazamiento de la hojilla en la piel seca, pues el resultado es más profundo, pero más agresivo, mientras que otros con la piel húmeda. En este caso Méndez aconseja hacerlo con la piel húmeda usando un aceite facial, que permitirá a la hojilla correr mejor por lo cual será menos riesgoso y además los aceites son emolientes, de manera que el raspado no será tan agresivo.

"En ambos casos lo recomendable es, en primer lugar, que la piel esté limpia y segundo que no tenga ninguna condición como irritaciones, quemaduras, acné. De hecho es muy importante comprender que dejar esta técnica en manos de expertos permite un diagnóstico mucho más acertado acerca de cuál es la forma más conveniente para nuestro tipo de piel, si lo necesitamos realmente, y las condiciones reales de nuestra piel, si es resistente, o está agrietada".

Más que afeitada, tu piel queda vulnerable

La dermatólogo Ana Paula Sedano confirma que, en efecto, estas técnicas son como un rastrillo cuyo uso no recomienda para la depilación.

Para depilar recomienda otro tipo de técnicas, como las máquinas con luz infrarroja que debilitan el pelo desde la raíz y cremas depilatorias. Adicionalmente, existen los tratamientos con láser que son seguros y eficientes, aunque suelen ser más costosos, y las maquinillas eléctricas para vellos muy finos, pero no para pasarlas por todo el rostro y en todo caso hacerlo con especialistas que serán mucho menos agresivos que nosotros mismos.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La importancia de la recomendación de practicarnos este tipo de procedimientos con expertos radica en que con esta técnica se elimina la capa más superficial de la piel, y esta es también la barrera que la protege. "Hay que estar pendientes de hacer esto con mucho cuidado porque además de que esta es la capa protectora, también allí se aloja la flora bacteriana que es simbiótica con la piel y, además, esta es la primera línea de defensa ante el daño solar, con lo cual podríamos ser más propensos a la aparición de manchas o hiperpigmentación", alerta Méndez y agrega que al eliminar esta capa quedamos indefensos ante agentes químicos, contaminación, irritaciones, además de propensos a que nos quede la piel muy sensible durante un período de tiempo.

"Además, la piel al ser un órgano reactivo, al verse sin esta capa, buscará un mecanismo de defensa y este es la producción de sebo, para crear una especie de película. Si tu piel es más bien seca, puede ocurrir que al eliminar esta parte de la barrera, se seque aún más, porque no tiene esa capa que mantenga el agua adentro. Así que hay que decirlo claramente, aunque el dermaplaning se vende como un tratamiento para dejar la piel radiante y sin vellos, la verdad es que también la deja desprotegida".

Para prevenir daños futuros, es recomendable que después de realizar este tipo de tratamientos, aportemos nutrientes a nuestra piel para hidratarla profundamente. Para esto, se recomiendan productos oclusivos que mantengan la piel sellada y protegida. "Eso será como hacer un escudo, por lo cual es necesario aplicar suficiente protector solar y evitar tratamientos rutinarios como la exfoliación".

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Asimismo es recomendable estar atentos a la reacción de nuestra piel a cualquier producto, porque puede ser que te afecten de manera desfavorable y alteren el balance de la piel. También, es aconsejable eliminar al mínimo el uso de productos que tengan cualquier potencial irritador elevado, por ejemplo los ácidos exfoliantes, retinoles, vitamina C, productos perfumados, entre otros.

Este tratamiento está contraindicado para quienes sufren de irritaciones en la piel, acné, hongos, herpes y verrugas. Tampoco se recomienda para quienes sufren de condiciones como psoriasis, rosácea, neurodermatitis.

Mendez concluye señalando que la forma en que usamos la herramienta es muy importante también e insiste en el valor de abordar estos procedimientos en sitios especializados. "Vemos en muchos videos a la gente pasándose varias veces la hojilla, para arriba y para abajo y eso es un error. Eso debe ser una sola pasada, y debemos evitar cicatrices y heridas porque abrimos canales para las infecciones".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:ç

Aguacate, miel y papaya, tres joyas naturales para el cabello y cómo debes aplicarlas

El 'código de barras' en los labios: por qué aparece y cómo prevenirlo

Secretos de maquillaje que funcionan a los 40 años... y también a los 50 y 60

EN VIDEO: Así fue el cambio de imagen radical de un desamparado tras pasar por la peluquería

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente