La realidad aumentada llega al Guggenheim con la nueva obra de Jenny Holzer

Agencia EFE
·3 min de lectura

Bilbao, 30 abr. (EFE). El Museo Guggenheim de Bilbao ha presentado este viernes su primera obra de realidad aumentada (RA), creada para la colección permanente por la artista estadounidense Jenny Holzer y accesible a través de una aplicación móvil que permitirá a los visitantes disfrutar de tres experiencias distintas de RA en la arquitectura interior y exterior del museo.

En la presentación han participado el director general del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, y la comisaria de la obra, Lekja Hileman, quien ha definido la pieza como “innovadora, única, democratizadora y experimental”.

La experiencia de RA, inmersiva y dinámica, se divide en tres niveles diferentes que permitirán a los visitantes observar los letreros luminosos y textos típicos de Holzer en las distintas ubicaciones del museo una vez hayan descargado la aplicación en sus teléfonos móviles.

Una primera versión en RA de los Truismos (frases manidas y tópicos escogidos por la artista) en inglés, español, euskera y francés, y de un blanco neón será visible en el Atrio central del Museo a través de una columna de luz que se curva y gira a placer.

Asimismo, en el exterior del museo la experiencia digital continuará con proyecciones sobre la fachada metalizada de textos seleccionados por la artista, propios y de otros autores, al estilo de su obra "For Bilbao", proyectada también sobre la fachada en 2019.

El último nivel de RA ofrecerá la posibilidad a los usuarios de proyectar los textos y frases de Holzer en cualquier parte del mundo y sobre cualquier superficie, desde la acera o el salón de casa, hasta un rio o el cielo.

Jenny Holzer ha estado presente en el Guggenheim desde su inauguración en 1997, cuando diseñó "Instalación para Bilbao", unos postes por los que suben textos de luces rojas, que fue la primera pieza enteramente en soporte tecnológico del museo y sigue dando la bienvenida a los visitantes en el Atrio desde entonces.

También forman parte de la colección permanente cuatro bancos con textos esculpidos que Holzer donó al museo bilbaíno y que están repartidos por diferentes puntos del edificio.

Vidarte ha explicado que la idea de incorporar a la colección permanente una obra en soporte digital surgió en 2019, con motivo de la exposición "Lo Indescriptible", y el interés del museo por introducir nuevas piezas que “dialogaran con la arquitectura de Frank Gehry y tuvieran un formato totalmente nuevo”.

“La artista insta al espectador a la reflexión y con la RA esa reflexión se democratiza y se vuelve más accesible”, ha indicado el director del Guggenheim.

También ha señalado que se trata de “una oportunidad histórica que abre un nuevo camino” que esperan “seguir desarrollando” como parte del compromiso del museo por unir las nuevas tecnologías y el arte, e incluir proyectos pioneros en la colección.

“Esperamos poder presentar cada año durante los próximos tres años una iniciativa de estas características”, ha aventurado Vidarte.

"Like beauty in flames" es un paso más en la carrera de una artista que lleva cuatro décadas interesada en la palabra escrita y en situar los textos en el espacio público y al alcance de cualquiera que quiera reflexionar sobre ellos o contemplarlos.

(c) Agencia EFE