El Real Madrid empieza a tener un problemón con Vinicius

·5 min de lectura
MADRID, SPAIN - MAY 09: Vinicius Junior of Real Madrid looks on during the La Liga Santander match between Real Madrid and Sevilla FC at Estadio Alfredo Di Stefano on May 09, 2021 in Madrid, Spain. Sporting stadiums around Spain remain under strict restrictions due to the Coronavirus Pandemic as Government social distancing laws prohibit fans inside venues resulting in games being played behind closed doors. (Photo by Denis Doyle/Getty Images)
Photo by Denis Doyle/Getty Images

Desde su llegada al Madrid en 2018, cuando Lopetegui le mandó inmediatamente al Castilla, Vinicius Jr. ha sido un jugador que ha centrado buena parte del debate mediático en torno al equipo. Si es justo o no que un chico que por entonces tenía 18 años se convirtiera en objeto de escrutinio constante ya queda al gusto de cada uno. El caso es que, una vez llegó Zidane al banquillo, el brasileño fue disfrutando de más minutos, se acabó asentando en el once titular y actualmente es un indiscutible en las alineaciones, muy por delante de su compatriota Rodrygo o incluso del irregular Marco Asensio.

Ahora bien, cada cierto tiempo, surge la duda de qué debería hacer el Madrid con Vinicius. ¿Da para gran estrella, da para jugador que marca las diferencias? Llevamos tres años oyendo que su falta de puntería se acabará solucionando por arte de magia, pero raro es el partido en el que no deje dos o tres acciones de verdadera torpeza de cara a la portería. Contra el Sevilla, volvió a fallar en el área pequeña a puerta vacía y eso son fallos que cuestan ligas. De vez en cuando, justo cuando ya el madridismo se empieza a dar por vencido, Vini va y marca un golazo o hace una jugada espectacular y vuelven las dudas. No están tan lejos sus dos dianas contra el Liverpool en la ida de cuartos de final de la Champions. La primera de ella, tras pase de Kroos, un auténtico ejercicio de calidad en el control, la conducción y el remate.

Ahora bien, las carencias de Vinicius siguen siendo enormes. El problema de los equipos grandes y los analistas enfáticos es que parece que no existen términos medios entre la calamidad y el genio. Probablemente, Vinicius no sea una calamidad, nadie está afirmando eso. Es un jugador que podrá hacer una carrera decente en algún equipo competitivo a poco que aprenda a definir, pero el asunto es cuánto debe esperar el Real Madrid para cerciorarse de que fue una apuesta de entretiempo y poco más. Un chico que ha dado el máximo durante tres temporadas pero simplemente no basta para competir al máximo nivel. Un regateador con ciertos problemas para la continuidad de sus acciones.

Por no saber, no sabemos ni cuál es su posición ideal en el campo. Algo parecido nos pasa con Dembélé en el Barcelona. Cuando Vinicius cae a banda, tiene más espacio para regatear y es más vistoso, pero "más vistoso" y "mejor" no tienen por qué significar lo mismo. Le vemos encarar, le vemos atreverse y se lo agradecemos, pero el intento no basta. Hay que saber adónde vas y cómo vas a llegar ahí y levantar un poco la cabeza. Es cierto que algo parecido le pasaba a Gonzalo Higuain cuando llegó con una edad semejante al club y acabó aguantando casi una década, pero en general estas transformaciones no son habituales.

MADRID, SPAIN - MAY 09: Vinicius Jr of Real Madrid during the La Liga Santander match between Real Madrid and Sevilla FC at Estadio Alfredo Di Stefano on May 09, 2021 in Madrid, Spain. Sporting stadiums around Spain remain under strict restrictions due to the Coronavirus Pandemic as Government social distancing laws prohibit fans inside venues resulting in games being played behind closed doors. (Photo by Sonia Canada/Getty Images)
Photo by Sonia Canada/Getty Images

¿Un "agitador" que ha costado 60 millones?

También puede que los problemas de Vinicius sean de ansiedad, de querer hacer las cosas tan bien que las acabas haciendo horriblemente mal. Hay momentos en los que uno no se lo puede explicar de otra manera, fallos que realmente son impropios de este nivel. Todo este arriba y abajo deja en el aire la pregunta del inicio: "¿Qué hacemos con él?" Zidane ha apostado por darle todos los minutos del mundo, no sabemos si en la esperanza de que el chico vaya adquiriendo la confianza que le falta o simplemente para ponerlo en el escaparate. Un titular del Real Madrid siempre será un titular del Real Madrid y tendrá su mercado. Ahora bien, toda paciencia tiene su límite y muchos vasos están a punto de rebosar.

Tal vez Vinicius podría ser un buen "agitador". El chico que sale del banquillo cuando las cosas van mal e intenta sus dos o tres trucos de magia a ver si ese día toca. Una especie de Lucas Vázquez, que, pese a no contar con el respeto que se merece, ha rendido de maravilla en ese rol cuando nadie daba un duro por él. Lo que no está claro es si al Madrid le merece la pena tener a Vinicius para hacer de Onésimo o de Sabas a ese precio. Lo más fácil sería buscar un buen traspaso que compensara lo pagado por él en su momento (entre 45 y 60 millones de euros) y a otra cosa

El problema aquí es el que citábamos antes: ¿quién puede pagar 60 millones por un jugador que sigue sin hacer? Digo yo que tras tres años jugando al lado de Benzema, algo se le habrá pegado, pero en un grande no tendría sitio ahora mismo y si algún equipo inglés pujante decidiera gastarse ese dinero por él sería con la pretensión de que fuera su estrella. ¿Puede Vini liderar un equipo y echárselo encima, cuando no conecta bien con sus compañeros, tiene serios problemas con la conducción del balón y debe mejorar muchísimo su remate? Es difícil asegurar nada con chicos de 20 años, pero ahora mismo parece una entelequia

Por supuesto, seguirá habiendo momentos buenos, porque, insisto, no es una calamidad, no es un inútil, simplemente es un chico al que se le nota demasiado que no está al nivel del Real Madrid para una temporada entera. Tendrá ramalazos de buen juego, acciones fugaces que puede incluso que acaben decidiendo esta liga, pero no tiene mucho sentido que la excepción condicione el futuro. Esperar a Vinicius puede generar una frustración aún mayor en el aficionado que no beneficie a su relación con el chico. Si hasta ahora se le ha permitido tanto fallo es porque se nota su esfuerzo y se agradece. Ahora bien, el esfuerzo es el punto de partida y no el de llegada en el fútbol profesional. Vinicius se está empezando a convertir en un gran problema para el Real Madrid. Y los problemas conviene quitárselos de encima cuanto antes no vaya a ser que se enquisten.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente