La reacción del príncipe Andrés tras el escándalo de abusos de su antiguo amigo Jeffrey Epstein

La Familia Real británica se ha visto salpicada de nuevo por el escándalo. Esta vez la historia no tiene como protagonista al príncipe Carlos ni al duque de Edimburgo. Ni siquiera a Meghan Markle o al príncipe Harry. Andrés de Inglaterra, duque de York, es la persona sobre la que se ha colocado el foco mediático en los últimos días después de que hayan trascendido unas imágenes en las que se le ve con un antiguo amigo suyo acusado de abuso de menores.

El príncipe Andrés de Inglaterra habla sobre el escándalo Epstein

El sujeto en cuestión no es otro que el financiero Jeffrey Epstein, quien se quitó la vida el pasado 10 de agosto mientras se encontraba en la cárcel esperando juicio por presunta corrupción de menores y tráfico sexual. El príncipe Andrés figura entre sus amigos conocidos, junto a otros como Donald Trump, Bill Clinton o Woody Allen. De hecho, la vinculación entre ambos que ha puesto en un aprieto al hijo de Isabel II hay que buscarla en 2010, año al que corresponden las citadas instantáneas de la mansión que Epstein tenía en Manhattan y en las que aparece el duque de York saludando a una mujer que salía de la exclusiva vivienda.

El príncipe Andrés de Inglaterra habla sobre el escándalo Epstein

Hasta ahora el hermano del príncipe de Gales no se había pronunciado al respecto, pero este lunes ha emitido un comunicado a través del Palacio de Buckingham en el que asegura estar "conmocionado" tras las acusaciones a Epstein. "El duque de York se ha horrorizado después de las recientes informaciones sobre los supuestos crímenes de Epstein. Su Alteza Real considera deplorable la explotación de cualquier ser humano y la mera sugerencia de que él toleraría, participaría o alentaría tal comportamiento es aborrecible", ha manifestado.

Desde la Casa Real británica han negado, pues, cualquier comportamiento inapropiado por parte del príncipe Andrés, quien en su día se asoció con Epstein, aunque más tarde renunció a su puesto de trabajo como comercial debido a la ingente cantidad de críticas que recibió al conocerse su amistad con el financiero.

El Palacio de Buckingham no da, por tanto, pábulo a las acusaciones de Virginia Roberts, la mujer que ha implicado directamente al hijo de la Reina de Inglaterra al mantener que Epstein le había obligado a mantener relaciones sexuales con el príncipe durante tres años cuando todavía era menor de edad. "Cualquier mención de actos ilegales contra menores es absolutamente falsa", zanjan.


El príncipe Andrés de Inglaterra habla sobre el escándalo Epstein

Estas declaraciones del duque de York se producen tan solo unos días después de que viajara junto a su exmujer, Sarah Ferguson, a Sotogrande (Cádiz) para disfrutar de sus vacaciones y huir así del escándalo Epstein, tal y como ha desvelado Daily Mail. Anteriormente, el príncipe y la madre de sus hijos se dejaron ver en Balmoral, donde visitaron a la reina Isabel II de Inglaterra, al igual que sus dos hijas, Beatriz y Eugenia de York.

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés, verano con sabor español