Las razones tras el éxito de ‘WandaVision’ más allá del Universo Marvel

Pedro J. García
·11 min de lectura

Que la primera serie oficial del Universo Marvel en Disney+ es un éxito es algo que no sorprenderá a nadie. Para los fans del estudio de Los Vengadores, Bruja Escarlata y Visión (WandaVision) está llenando el vacío que ha dejado este largo año de pandemia sin estrenos de Marvel, y cada capítulo se ha convertido en un acontecimiento semanal en sí mismo.

Pero más allá del Universo Marvel, WandaVision está atrayendo a otros tipos de espectadores, personas que no han visto nunca una película de Marvel (o solo unas pocas) y aun así se han sentido atraídos hacia la serie por curiosidad y para descubrir por qué da tanto que hablar. Por eso, con ella, Marvel ha conseguido diversificar su público (ya de por sí masivo) y encontrar un nuevo terreno para seguir explorando las posibilidades de su universo de ficción.

Estas son las claves del éxito de WandaVision más allá de la fidelidad al Universo Marvel.

©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.
©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.

A consecuencia de la pandemia de Covid-19, 2020 fue el primer año en una década sin estrenos cinematográficos de Marvel. Viuda Negra iba a dar el pistoletazo de salida de la Fase 4 tras el gran acontecimiento final de Vengadores: Endgame y el epílogo de Spider-Man: Lejos de casa, pero la crisis sanitaria obligó a aplazarla, y con ella, todas las películas que iban a estrenarse a continuación.

En su lugar, Bruja Escarlata y Visión, una ficción que se sale del molde del estudio para mostrar su lado más experimental, se convirtió en el primer título de la nueva era de Marvel. Y aunque no estuviera planeado de esta manera, su propuesta original, sorprendente y desconcertante ha resultado ser perfecta para los tiempos que corren. Así, el plan inicial de Kevin Feige (el mandamás de Marvel) de entrelazar estrenos en cine con series de Disney+ desde el comienzo de la Fase ha tenido que ser modificado, volcándose en el streaming mientras deja los largometrajes en stand-by.

WandaVision (el título que usaré a partir de aquí, ya que a pesar de que en España se le ha dado otro por temas de derechos, es el que usa todo el mundo) se estrenó en enero rodeada de una expectación enorme. Al fin y al cabo, por fin volvíamos al Universo Marvel después de un año sin saber nada de sus personajes. El hecho de que la serie se centrase en dos de los personajes más enigmáticos y poderosos de Marvel, Wanda Maximoff y el sintezoide Visión, no hacía más que añadir curiosidad y ganas a la serie.

Los marvelitas no se pierden ni un solo estreno del MCU. Para ellos (o nosotros, porque yo también me incluyo), seguir este universo ha sido lo más parecido a ver una serie de televisión a escala gigante. Igual que no te saltarías un capítulo de Perdidos o Juego de Tronos, no te puedes perder una película de Marvel (incluso las más prescindibles a simple vista) si quieres enterarte de todo, captar todos los guiños y estar al día con lo que se cuece en el fandom. Por eso, era previsible que WandaVision sacara partido de esta fidelidad y se convirtiera en un éxito de la televisión, al igual que las películas han triunfado enormemente en los cines.

Pero como decía al principio, también se ha producido un fenómeno curioso alrededor de la serie, y es que esta ha atraído no solo a los fans de Marvel, sino también a curiosos que han decidido introducirse en el Universo Marvel con ella. ¿Qué ha hecho que WandaVision sea un éxito para Marvel más allá de la fidelidad y el tirón masivo de la franquicia? ¿Por qué hay tanta gente que no le interesan las películas de Marvel, pero sí ha probado con su primera serie en Disney+?

Repasemos los posibles motivos:

La seriefilia manda

Desde el boom de Perdidos, los serieadictos se han convertido en una especie en sí misma; espectadores que están al día (o intentan estarlo, porque es una tarea difícil) de todas las tendencias en materia catódica. El hecho de que WandaVision sea de las series más destacadas de la temporada es suficiente para que un seriéfilo que no se ha interesado nunca por Marvel o ha visto pocas películas del estudio, se anime a empezarla como parte de su deseo de no quedarse fuera de la conversación online sobre la serie del momento.

De hecho, muchos espectadores se han sentido atraídos a WandaVision no solo por esto, sino también por el hecho de que es un homenaje a las sitcoms de toda la vida a lo largo del tiempo. Su naturaleza de parodia televisiva han llamado la atención de los fans de las comedias de situación y los entendidos en series que han aplaudido la ingeniosa propuesta, la mezcla de géneros y la puesta en escena.

Curiosamente, hay espectadores no-marvelitas que han disfrutado más de la serie al principio, cuando era casi enteramente una reconstrucción fiel de las sitcoms de los 50, 60 y 70, mientras que una porción del público tradicional de Marvel no abrazó tanto el experimento de los primeros episodios y pidió que fuera al grano y a la acción tradicional de Marvel más rápido.

'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2020)
'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2020)

Hype + curiosidad

En relación al primer punto, está claro que el boca-oreja y el ruido en las redes sociales ha jugado un papel importante en el éxito de la serie entre todo tipo de públicos. Así como el miedo a perderse algo que está gustando a mucha gente (una especie de FOMO -fear of missing out- audiovisual).

Como preparación para este artículo, además de leer muchos comentarios en redes sociales, llevé a cabo una pequeña encuesta en Twitter preguntando a los no seguidores de Marvel qué les llevó a empezar la serie. Entre las respuestas que obtuve, fueron muchos los que mencionaron “el hype” y “la curiosidad”. También la “presión de Twitter” y por supuesto, las críticas positivas y la publicidad. En general, se ha levantado alrededor de la serie un halo de bombo y misterio muy atractivo que ha llevado a muchos a adentrarse en ella para comprobar de primera mano el porqué de tanto ruido. Y aunque es fácil perderse en cuanto a los guiños y las conexiones con el resto del MCU o no compartir la emoción por la aparición de personajes conocidos por los fans, los hay que la están disfrutando bastante como serie independiente.

Accesibilidad del streaming

Otra razón por la que parte del público se ha animado con WandaVision es porque simplemente está ahí. No es lo mismo ir al cine a ver una película de estreno de Marvel, que tenerla a un click del mando en tu propio salón. Por eso, es posible que muchos suscriptores de Disney+ se hayan decidido a verla como el estreno destacado que es en la plataforma.

Y también tenemos que tener en cuenta el factor familiar. Los fans de Marvel presentan un espectro de edad muy amplio y es muy posible que los adultos con familia propia hayan animado a sus parejas e hijos a verla con ellos, encontrando así nuevos fans para la ficción. De hecho, algunos de estos nuevos fans han decidido empezar a ver las películas después de ser conquistados por la serie.

Emisión semanal

Llegamos sin duda a uno de los puntos más importantes y de los que más se ha hablado en redes sociales. La emisión semanal de WandaVision es una parte esencial e indivisible de su éxito. En oposición a las temporadas completas de Netflix que invitan a hacer maratón, Disney+ ofrece la serie a ritmo semanal, lo cual le viene como anillo al dedo tanto por su condición de homenaje a las sitcoms como por la estructura de su misterio, lleno de sorpresas y revelaciones que es mejor ir descubriendo poco a poco.

En lugar de ser tendencia durante un día y desaparecer de la conversación online a la semana siguiente, como ocurre con tantas series de Netflix, WandaVision está presente en las redes sociales todos los viernes. Esto hace que, inevitablemente, más gente la tenga presente durante más tiempo.

La emisión semanal de Disney+ nos ha devuelto el placer de saborear una serie como antes y descubrir las sorpresas todos juntos (menos cuando te comes un spoiler a primera hora, claro), en oposición a la gratificación instantánea del binge-watching. Los hay que prefieren verlo todo de golpe, pero se puede argumentar sólidamente que este es el formato que mejor le sienta a esta serie en concreto.

'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2021)
'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2021)

El efecto Mandalorian

Como extensión del punto anterior, tenemos que hablar por supuesto de The Mandalorian. La serie de Star Wars ha sido todo un fenómeno en sus dos primeras temporadas. Especialmente en la segunda, que se ha emitido en España y otros territorios simultáneamente a Estados Unidos (al contrario que la primera), cada capítulo ha sido un auténtico evento a escala global.

En ausencia de las aventuras de Mando y Grogu, WandaVision ha venido a llenar su hueco en una plataforma donde todavía escasean los contenidos originales de ficción y estos títulos de gran escala están funcionando como reclamo principal para los suscriptores. Dos semanas después del final de WandaVision (el 19 de marzo) se estrena la nueva serie de Marvel, Falcon y el Soldado de Invierno. Y pocos espectadores de The Mandalorian y WandaVision se la perderán.

Interpretaciones de premio

Históricamente, los certámenes de premios no suelen reconocer el cine de superhéroes en las categorías principales. Hay excepciones, como Black Panther o los Joker de Heath Ledger y Joaquin Phoenix. Pero en general, este tipo de superproducciones se suelen conformar con las categorías técnicas (muy importantes también, que conste), mientras no se toman lo suficientemente en serio como para que sus actores acaben nominados, por muy buen trabajo que realicen en ellas.

Me atrevo a decir que en WandaVision, tanto Elizabeth Olsen como Paul Bettany llevan a cabo interpretaciones dignas de premio -y solo hace falta darse una vuelta por Twitter para comprobar que esta es una opinión extendida. Tanto por la vis cómica que despliegan en el formato sitcom como en los intensos momentos dramáticos, los dos actores ponen toda la carne en el asador y dan constantemente con las notas perfectas. El quinto episodio (el más comentado hasta la fecha por un cameo que nos voló la cabeza a todos) es una buena muestra del excelente trabajo de ambos, y se está ganando los elogios del público, marvelita y no-marvelita. Ojalá los Globos de Oro y los Emmy se acuerden de ellos en la próxima temporada de premios, aunque es mejor no hacerse ilusiones.

Sed de blockbusters en pandemia

Por último, un factor que también debemos tener en cuenta es la pandemia y cómo ha afectado a nuestros hábitos de consumo. La crisis sanitaria ha obligado a los grandes estudios a posponer sus estrenos más importantes, dejando la cartelera huérfana de blockbusters. Las ganas de ver una superproducción palomitera nos ha llevado a buscar en la televisión la experiencia más parecida. De ahí en parte que varias películas originales de Netflix como Tyler Rake o La vieja guardia hayan funcionado tan bien, y que tanto The Mandalorian como WandaVision se hayan alzado como los blockbusters de la temporada sin ser películas y sin haberse estrenado en cines.

Disney ha tirado la casa por la ventana con sus series de Star Wars y Marvel, y mientras esperamos el estreno de Viuda Negra, Los Eternos y todos los films de la Casa de las Ideas que ya están terminados o en producción, WandaVision y seguramente las series que la sucederán (Falcon y el Soldado de Invierno, Loki, Ms. Marvel, Hawkeye…) funcionarán como lo que son, superproducciones con valores de producción cinematográficos divididas en partes que podemos consumir desde la comodidad y seguridad de nuestro salón.

Todo esto, sumado a las ganas que teníamos de Marvel después de un año de ausencia y el infalible tirón comercial del estudio, ha resultado en el triunfo de WandaVision, dentro y fuera del Universo Marvel. Y la Fase 4 solo acaba de empezar.

Más historias que te pueden interesar: