Las 14 razas de perros más sensibles al frío

Margarita Lázaro
·Responsable de Tendencias y LIFE
·2 min de lectura
(Photo: Getty Images)
(Photo: Getty Images)

Es una imagen muy habitual al llegar el frío. Los perros sacan sus prendas de abrigo para salir a pasear por la ciudad. A veces son jerseys de punto caseros y otras, diseños de marcas exclusivas que fácilmente alcanzan los 200 euros. La estampa, a veces ridícula, lleva inevitablemente a la pregunta: ¿pijada o necesidad?

Marcas de lujo a un lado, sí se puede afirmar que perros que son muy sensibles al frío y las prendas de abrigo, en su caso, son una necesidad.

“Es evidente que las razas nórdicas tipo malamute de Alaska o samoyedo, acostumbradas a vivir a bajas temperaturas, tienen una gran tolerancia al frío”, apunta Manuel Lázaro, vocal del Colegio de Madrid (COLVEMA). “Pero también está el extremo contrario, con razas muy frioleras como el galgo, el bóxer o el crestado chino”, añade el especialista.

Los canes más frioleros tienen poca capacidad para generar calor y conservarlo. En muchos casos ocurre porque son perros de pelo corto y escaso. Al no ser tupido no funciona como protector térmico. Pasa por ejemplo con los galgos y los dálmatas, de ahí que no sea raro verlos con abrigo.

Estos perros en concreto tienen además poca grasa corporal, que también ejerce de protector térmico.

Tamaño, tipo de pelo, grasa corporal y edad son los factores principales que determinan si un perro es friolero o no

El tamaño es otro factor importante para saber si una raza es o no sensible al frío, explica Lázaro, mencionando el caso del chihuahua o el yorkshire. “Su superficie corporal es muy grande en relación al tamaño y esto facilita la pérdida de calor”, explica. Además en los perros más pequeños, sus reservas calóricas son escasas y de ahí que tengan menos capacidad para mantener la temperatura durante un tiempo prolongado.

También la edad es un condicionante, como explican...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.