Esta es la razón por la que no duermes bien

·5 min de lectura
Photo credit: Flashpop - Getty Images
Photo credit: Flashpop - Getty Images

El descanso nos ayuda a recargar las pilas para que al día siguiente podamos afrontar la jornada a tope de energía. Además, mientras dormimos nuestro cerebro se resetea y elimina todas las toxinas acumuladas, lo que previene enfermedades neurodegenerativas. Nos lo cuenta el Eduard Estivill, doctor especialista en Medicina del Sueño y miembro de Top Doctors "Es el 'taller' de nuestro día, sigue trabajando mientras dormimos y memoriza lo que hemos aprendido, hay una reparación física y también mental".

Lo mismo pasa con nuestros músculos, un buen descanso es esencial para que se reparen después de un duro entrenamiento. En resumen, dormir bien es sinónimo de salud, y no lo decimos solo nosotras, la OMS asegura que no dormir lo suficiente y de forma incorrecta aumenta los niveles de ansiedad y altera los niveles de azúcar en sangre, por ejemplo. Por el contrario, si se descansa de forma correcta, se alcanza la plenitud del bienestar.

Cómo crear el entorno perfecto para dormir

Tu habitación debe ser un templo del descanso. Así nos lo ha explicado Jana Fernández, experta en bienestar y descanso, y para conseguirlo tenemos que tener en cuenta una serie de premisas.

  • Orden en la habitación: te sorprenderá saber hasta qué punto el orden en la habitación interfiere en un correcto descanso. Por eso es tan importante el ritual de deshacer la cama a la hora de acostarte, tu mente asocia ese momento con la desconexión. Igual que el ambiente que lo rodea, ¿tienes la habitación recogida? El desorden es sinónimo de caos y entre el caos no se descansa.

  • Oscuridad: el más mínimo atisbo de luz es una señal para nuestro cuerpo de que el día ha empezado y debe levantarse. Aunque sería maravilloso poder levantarnos con la luz del amanecer, en las ciudades pasan coches, hay farolas... Lo mejor es bajar la persiana al máximo para tener un ambiente nocturno de descanso.

  • Silencio: el oído es el único sentido que permanece activo durante el sueño. Antiguamente era por pura supervivencia pero ahora por ejemplo, los padres primerizos saben de lo que hablamos, es un sentido que nos mantiene alerta ante cualquier estímulo del exterior y nos despierta.

  • Temperatura: cuando dormimos el cuerpo desciende un par de grados, expulsando el calor por las extremidades. ¿Te suena que hay veces que necesitas sacar una pierna de las sábanas? Este es el motivo. Si estamos en una habitación con una temperatura superior a la de nuestro cuerpo no lograremos desprendernos de ese calor y nos costará dormir.

  • Humedad: tanto la falta de ella como el exceso nos impide conciliar el sueño. Un entorno muy seco afecta a las mucosas y es una de las principales causas por las que se producen los ronquidos.

  • Ventilación: un espacio con aire limpio y renovado favorece un descanso más efectivo.

Cleanfulness o como alcanzar la paz gracias al orden en casa

Para controlar casi todas estas variantes lo mejor es tener un purificador de aire que nos ayude a tener una temperatura, humedad y ventilación adecuada en el dormitorio. Y si además es silencioso y su pantalla apenas tiene luz, ¡fantástico!

Como el purificador ventilador de torre Dyson Purifier Cool Formaldehyde, que refresca y purifica el ambiente y además captura el polvo ultrafino y los alérgenos. Elimina el 99,95 % de las partículas contaminantes

Hábitos que te ayudan a tener un mejor descanso

Pero también hay algunas cosas de tu día a día que puedes cambiar para evitar su aparición de forma ocasional porque, ¿estás segura de que tienes unos hábitos del sueño saludables?

Irte a dormir a la misma hora cada día

Si tu respuesta es: "Depende del día", hay algo que estás haciendo mal. Siempre hay excepciones, claro, pero tu cuerpo tiene que acostumbrarse a levantarse y acostarse a la misma hora todos los días para un correcto descanso.

El doctor Estivill nos cuenta que hay que el sueño no llega de la noche a la mañana y es recomendable empezar a prepararnos dos horas antes. "Es muy importante que el cerebro tenga su rutina, la persona que se levanta a las 7:00 tiene que ir a dormirse a las 11:00, hay que dormir 8 horas".

Evitar las pantallas en la habitación

Es un error muy común que todos cometemos, pensamos que poniéndonos a ver una serie o echando un vistazo en Instagram cogeremos el sueño más rápido. ¡Pasa todo lo contrario! Nuestro cerebro se activa más retrasado la fase de sueño, al final te quedas dormida por agotamiento y el descanso no es el mismo.

Este es el primer paso de la preparación del sueño que nos recomienda el doctor Estivill, "la luz que emiten estos dispositivos bloquea la melatonina que fabricamos cuando es de noche".

¿La mejor solución? Sacar de la habitación todos los aparatos electrónicos para evitar la tentación. Y el móvil ponerlo en 'modo nocturno' para no recibir notificaciones y despertarnos cuando estamos a punto de caer en los brazos de morfeo.

Qué hacer antes de dormir

No puedes imaginar hasta qué punto dedicarte tiempo para ti ayuda a relajarte, por ejemplo, con una rutina de belleza con productos que tengan ingredientes calmantes.

No olvides tampoco la importancia que tiene hacer ejercicio, entrenar con una intensidad moderada es una herramienta eficaz siempre que se realice por la mañana. Cuando lo hacemos por la tarde/ noche es recomendable dejar el tiempo prudencial necesario para que el cuerpo se recupere y volvamos a niveles de metabolismo basal. "El sueño es el entrenamiento silencioso", nos explica el doctor Estivill, "para rendir bien en los entrenamientos hay que priorizar las horas de sueño a las de entreno, lo hemos demostrado en varios estudios".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente