Ray J asegura que Kris Jenner miente y sí filtró su vídeo sexual con Kim

·2 min de lectura
Ray J y Kim Kardashian credit:Bang Showbiz
Ray J y Kim Kardashian credit:Bang Showbiz

Hace unos días Kris Jenner juró que ella no había filtrado el infame vídeo sexual de su hija Kim mientras estaba conectada a un detector de mentiras, y la máquina le dio la razón. La sombra de la duda siempre había planeado sobre la mománager más famosa del mundo, que consiguió construir todo un imperio mediático para su familia a raíz de un escándalo.

Sin embargo, el hombre que aparece con Kim en la cinta sigue sosteniendo que su salida a la luz fue una estudiada maniobra para sacar a la celebridad de la sombra de su entonces mejor amiga Paris Hilton. Ray J, el antiguo novio de la empresaria con quien ella se grabó manteniendo relaciones sexuales tras consumir éxtasis, está furioso con Kris y ha arremetido contra ella a través de Twitter para asegurarle que no se saldrá con la suya.

"He estado caminando sobre cáscaras de huevo pensando que voy a tener problemas por decir la verdad y me he aferrado a ella durante los últimos 14 años, viendo cómo me humillan. Están celebrando mi destrucción", ha denunciado.

Ray J no soporta aparentemente que todo el clan Kardashian-Jenner se haya hecho millonario a raíz de una mentira. También ha asegurado que el hombre que interpretó la lectura del polígrafo a las reacciones de Kris no era un auténtico profesional: "Y lo más triste es que la cadena lo permitió".

Por otra parte, sigue sosteniendo que existen tres vídeos sexuales diferentes a pesar de que Kim aseguró el año pasado que no había más material inédito de carácter comprometido. Ella misma pudo comprobarlo cuando su antiguo esposo Kanye West consiguió reunirse con Ray y hacer que le entregara su ordenador después de que se rumoreara que iba a publicarse otra cinta. Kim vio con sus propios ojos que en realidad su novio de la juventud solo tenía fotos suyas en restaurantes o clubs : "Nada sexual ni raro", aseguró ante las cámaras de su reality.

Uno de los motivos por los que no ha podido perdonar y olvidar es que considera que los Kardashian "robaron" a su hermana Brandy y a su madre Sonja Norwood. Aunque en esta ocasión no ha dado más detalles, parece que se refiere a una demanda que Sonja presentó en 2008 contra Kim y sus hermanos Khloé, Kourtney y Rob por cargar fraudulentamente más de 120.000 dólares a una tarjeta American Express de los Norwood, y que se resolvió en 2009 con un acuerdo extrajudicial.